Procedimientos

En CEMU sólo utilizamos técnicas donde el tratamiento es autólogo, lo que significa que sólo se utilizan células del propio paciente. La principal ventaja es no tener ningún rechazo, ni ningún efecto secundario. Por eso el tratamiento es más eficaz y seguro en la regeneración de tejidos, ya que las células no sufren ninguna alteración.

Nuestras investigaciones han demostrado que los métodos y tecnologías utilizadas empleando una mínima manipulación, mantienen la identidad de origen de las células, y se ha confirmado una mayor eficacia terapéutica y capacidad regenerativa.
El mayor grado de eficacia y seguridad de nuestros tratamientos es la extrema mínima manipulación de células desde su obtención hasta su administración o implante.
Es imprescindible una primera consulta médica de diagnóstico, para valorar con precisión el caso. Una vez estudiado cada caso concreto, se propondrá un plan de tratamiento individualizado sobre el que se informará sobre los riesgos y beneficios del mismo.

La obtención de células de sangre periférica se lleva a cabo mediante una simple extracción de sangre, que posteriormente será procesada y de la que se obtendrán las células.

Las células autólogas se implantarán en las zonas afectadas o lesionadas a través de diferentes métodos y técnicas, siempre en el mismo acto clínico y dependiendo de la patología que se esté tratando en cada caso y el grado de afectación.

Es un acto médico que dura una hora aproximadamente y al terminar el paciente puede continuar haciendo prácticamente su vida normal
CERRAR
Células o tejidos de un mismo individuo; un trasplante autólogo consiste en un mismo individuo como donante y como receptor