Propiedades del ozono

El tratamiento con ozono, compensa y retarda el deterioro que se va produciendo en el organismo como consecuencia de su envejecimiento natural. Sus efectos son duraderos en el tiempo y no presenta efectos colaterales.
La ozonoterapia conduce a una mejora significativa general de muchos procesos fisiológicos del organismo, mejora la calidad de vida y la capacidad de trabajo.
OXIGENADOR

Aumenta la capacidad de la sangre para absorber y transportar mayor cantidad de oxígeno a todo el organismo y mejora la circulación y las funciones celulares. Por eso es de gran utilidad en insuficiencias vasculares periféricas o insuficiencias cardíacas.

INMUNOMODULADOR

Según las dosis y formas de aplicación, es capaz de estimular las defensas inmunológicas, tanto cielo • lulars como humorales, en pacientes con estados de inmunodepresión.

ANTIOXIDANTE (eliminador de radicales libres)

Es uno de los medios más naturales y eficaces, hasta ahora conocidos, capaz de estimular todas las enzimas celulares antioxidantes que se encargan de eliminar los radicales libres y otros oxidantes peligrosos del organismo. Al eliminar estos radicales libres consigue ralentizar los procesos de envejecimiento celular.

REGENERADOR

A partir de las anteriores características de oxigenación, eliminación de radicales libres y immunoregulació, podemos entender que es capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejidos, por lo que resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de difícil curación, en ulceraciones de diversos tipos, en los tejidos articulares o en tejidos de sostén.

ANTIALGICO I ANTIINFLAMATORIO

En aplicación local presenta estos efectos para actuar y neutralizar mediadores neuroquímicos de la sensación dolorosa. De esta forma, facilita la metabolización y eliminación de mediadores inflamatorios como histaminas.

GERMICIDA

Su primera aplicación fue como germicida dado su alto potencial desinfectante.
Inactiva o elimina todo tipo de microorganismos patógenos, tales como bacterias, hongos y virus.
CERRAR
A consecuencia de los procesos metabólicos de nuestro organismo, como la respiración o la digestión, a diario se producen millones de radicales libres, que no son más que productos residuales (parecidos a los que produce un motor que, al quemar su carburante, genera humos nocivos ), que se van acumulando a lo largo del tiempo, y producen la oxidación.

Algunos procesos y sustancias pueden incrementar la oxidación en nuestro organismo y, por tanto, favorecer el proceso de envejecimiento: la contaminación ambiental, fumar, el consumo elevado de bebidas alcohólicas, el consumo elevado de grasas, la actividad deportiva excesiva, la sobreexposición a las radiaciones solares, las situaciones de estrés elevado y sostenido, entre otros.

Nuestro organismo dispone de mecanismos antioxidantes fisiológicos, pero la aportación de tratamientos antioxidantes incrementa la eficacia de estos mecanismos, además de los efectos derivados de la capacidad antioxidativa los mismos alimentos ingeridos.

También hay un grupo de sustancias llamadas de forma genérica antioxidantes que bloquean o atenúan el efecto negativo de los radicales libres, llamadas sustancias antioxidantes: las vitaminas C y E, el betacaroteno o provitamina A, el selenio, el zinc y el cobre . La dieta mediterránea incluye, de forma natural, una propuesta muy rica en antioxidantes.
Una de las formas de obtener energía por parte de nuestras células, la base de nuestra estructura física, es a partir de la combustión del azúcar que ingerimos con los alimentos y así obtenemos una especie de "gasolina celular" que se conoce como ATP. Si la combustión es con oxígeno, por cada molécula de glucosa obtenemos 36 ATPs, pero sin oxígeno solo obtenemos 2 ATP s, por eso preferimos utilizar la vía del oxígeno. Aquí es donde empiezan los problemas, este sistema deja unos materiales de desecho, los radicales libres , altamente tóxicos para otras funciones de la propia célula, tan tóxicos que pueden llegar a matarla. Naturalmente nuestras células, que viven desde hace miles de años, han desarrollado mecanismos para eliminarlos o reutilizarlos; entonces, se preguntarán, ¿dónde está el problema?

Es sorprendente que, al final, nuestros abuelos tuvieran razón cuando decían que tenían las articulaciones oxidadas: resulta que nos oxidamos como vulgares metales , no llegamos ni a metales preciosos!

Resulta que la gran evolución del siglo XX nos ha demostrado que el envejecimiento no es un fenómeno inalterable y los científicos han comenzado a estudiar cuáles son las causas de este proceso. Una de las teorías del envejecimiento más aceptadas, no la única, es la que defiende que los Radicales Libres se acumulan en la célula y esta muerte precozmente intoxicada. ¡¡Caramba !! esto significa que si puedo desintoxicar mis células, vivirán más tiempo y yo con ellas! Esta es la base de la nueva medicina del siglo XXI, la Medicina Antienvejecimiento o Antiaging , una especialidad médica que nos ayuda a conocer y combatir los procesos que nos hacen envejecer.

Es difícil transmitir el juego de equilibrios que se mantienen entre las células y su entorno, pero en todas las situaciones estables deben existir dos platillos en la báscula, en uno de ellos están los procesos oxidantes, promotores de Radicales , como por ejemplo el ejercicio demasiado intenso, las comidas copiosas, el estrés, las enfermedades en general, el tabaco o la polución y en el otro los antioxidantes, medios de defensa contra ellos y que podemos agrupar en dos niveles principales, internos, que a la vez se dividen en intracelulares y extracelulares, y externos, que adquirimos con la comida. Mucho menos los más importantes y eficaces son los intracelulares, sustancias enzimáticas de la propia célula que se encargan de su neutralización. Pero en caso de que se nos escapen algunos en el exterior actúan los sistemas extracelulares tipo ácido úrico, ferritina y los externos tipo vitamina E, vitamina C o algunos aminoácidos como la cisteína o la metionina presentes en muchos alimentos.

Mientras nuestro cuerpo se mantiene joven y lozano mantener este equilibrio es sencillo, pero cuando nuestras funciones comienzan a decaer la capacidad de neutralización, por un lado, disminuye y la capacidad de oxidación, por el contrario, aumenta. Así, progresivamente, vamos rompiendo este importante y delicado sistema de equilibrio y vamos entrando en un período de decadencia llamado vejez .

No se vayan a creer que con un par de zanahorias, una fruta y una copa de vino conseguiremos la eterna juventud. Cada caso es un mundo y por eso necesitamos expertos que nos asesoren personalmente sobre cada uno de nuestros hábitos de vida y dispondremos así de la oportunidad de escoger el mejor si nos apetece, al fin y al cabo el conocimiento sólo nos hace más libres para a elegir nuestra opción, pero no se equivoquen!
Los estados de inmunodepresión han aumentado su prevalencia en los últimos años. Son personas con las defensas extremadamente bajas lo que representa una gran puerta de entrada para cualquier infección vírica o bacteriana. El riesgo de contraer enfermedades infecciosas es extremadamente alto y puede ser grave. A los esporádicos casos de inmunodepresiones primarias se le suman cada vez más los provenientes de tratamientos por tumores malignos, enfermedades autoinmunes, trasplantes y fundamentalmente, la infección por VIH, que se transformó, sin dudas, en la principal causa.

Un estado de inmunodepresión es un estado dónde un paciente puede tener uno o varios problemas para defenderse de agentes infecciosos externos, puede ser contra algún agente infeccioso en concreto o contra múltiples agentes.
La enfermedad vascular periférica (EVP) consiste en un daño u obstrucción en los vasos sanguíneos más alejados del corazón: las arterias y venas periféricas. Las arterias y venas periféricas transportan sangre hacia y desde los músculos de los brazos y las piernas y los órganos del abdomen. La EVP puede también afectar a las arterias que llevan sangre a la cabeza (ver Enfermedad de las arterias carótidas). Cuando la EVP afecta sólo a las arterias y no a las venas, se denomina «enfermedad arterial periférica» (EAP). Los principales tipos de EVP son los coágulos sanguíneos, la hinchazón (inflamación) y el estrechamiento y la obstrucción de los vasos sanguíneos.

Las enfermedades de las arterias pueden ocasionar obstrucciones arteriales, aneurismas aórticos... y las enfermedades de las venas pueden ocasionar coágulos sanguíneos venosos, embolia pulmonar, flebitis o varices.
Se habla de insuficiencias cardiacas cuando la función del corazón está alterada o no bombea suficiente sangre como abastecer a los órganos, músculos y tejidos del organismo. Cuando el corazón empieza a fallar, el organismo lo detecta inmediatamente y pone en marcha los mecanismos compensatorios, por lo que muchos pacientes no llegan a percibir los síntomas anormales que manifiesta el corazón. Estos mecanismos sólo son eficaces durante cierto tiempo, por lo que llega un momento en el que el organismo no puede remediar el fallo en el bombeo del corazón.
En biología, un virus (del latín virus, «toxina» o «veneno») es un agente infeccioso microscópico que sólo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos.

Los virus infectan todos los tipos de organismos, desde animales y plantas, hasta bacterias y arqueas. Los virus son demasiado pequeños para poder ser observados con la ayuda de un microscopio óptico, por lo que se dice que son submicroscópicos; aunque existen excepciones entre los Virus nucleocitoplasmáticos de ADN de gran tamaño, tales como el Megavirus chilensis, el cual se logra ver a traves de microscopía óptica 1.
Los hongos son un grupo de organismos que siempre se habían incluido en el mundo de los vegetales, pero que actualmente se consideran como un reino independiente por sus peculiares características: no realizan la fotosíntesis, muchos no tienen celulosa en la pared de sus células, su sustancia de reserva es el glucógeno (sustancia típica de los animales) y se reproducen por esporas. Las esporas son células reproductoras rodeadas de unas capas que las permiten resistir condiciones muy desfavorables de temperatura y humedad, pero que cuando las condiciones son buenas germinan y originan un nuevo individuo.

Desde hace mucho tiempo se les ha utilizado como fuente directa de alimento, como las setas y las trufas, así como en la fermentación de diversos productos alimenticios, tales como el vino, la cerveza o la salsa de soja. Más recientemente, se utilizan los hongos como fuente de antibióticos utilizados en la medicina.

La disciplina de la biología que estudia los hongos es la micología, ya menudo se la considera parte de la botánica, aunque los hongos son más cercanos a los animales que a las plantas.
Són organismes de dimensions microscòpiques i algunes espècies requereixen grans augments per poder ser observades, que estan molt difosos per tot tipus de mitjans naturals, fins i tot els més extrems, com les fonts termals, els llacs salats i els ambients sense gens d'oxigen. Són unicel·lulars que clàssicament pertany al regne Monera. És el regne més primitiu de tots, i agrupa les formes de vida més senzilles: els procariotes. El seu nom prové de les paraules gregues pro (abans) i karyos (nucli), és a dir, "abans del nucli", referent a la manca de membrana nuclear, principal diferència amb els organismes eucariotes.

La cèl·lula bacteriana és procariota, és a dir, no té nucli, i també li falten molts dels orgànuls que trobem en les cèl·lules dels eucariotes. Es multipliquen per divisió, i ho fan a gran velocitat quan es troben en unes condicions ambientals adequades.

El seu estudi constitueix, avui dia, una branca independent de la biologia, la bacteriologia, de gran interès industrial i mèdic.
La histamina es una sustancia que fabricamos en nuestro cuerpo y que también se encuentra en pequeñas cantidades en los alimentos. Es una amina biogénica que se forma a partir del aminoácido de histidina que se obtiene de la descomposición de las proteínas. Es fabricada por nuestro organismo y almacenada en los mastocitos para ser liberada cuando se necesita y funciona como hormona y como neurotransmisor, regulando diferentes funciones.

La histamina tiene muchas funciones importantes, actúa como vasodilatador, disminuye la presión arterial, provoca la contracción de la musculatura lisa de bronquios y útero, aumenta el peristaltismo intestinal, estimula la secreción del ácido clorhídrico en el estómago y es mediadora de muchos procesos inflamatorios.

En cualquier reacción alérgica se libera histamina, y ésta provoca los síntomas alérgicos más comunes, desde el grano y picor de una picadura de mosquito a la congestión nasal y rinitis de la alergia al polen, pasando por síntomas variados como enrojecimientos, náuseas, vómitos, rinitis, asma, dolor de cabeza y migrañas, vértigos, taquicardia, diarreas, etc.

La aparición de estos síntomas varía entre algunos minutos y varias horas, no más de tres, desde la ingestión del alimento. Todos los síntomas suelen remitir entre las 12 y las 24 horas sin dejar secuelas. En medicina se la considera una pseudo-alergia.
Una úlcera o llaga (del latín ulcus) es una lesión abierta de la piel o membrana mucosa con pérdida de sustancia. Las úlceras pueden tener origen y localización muy variada, las más frecuentes son las que afectan a la pared del estómago o duodeno que se llaman úlceras pépticas, las úlceras cutáneas que afectan a la piel y las úlceras por presión, que suele ser la más común, prevenible y tratable de las situaciones en las que se puede encontrar el paciente encamado.