Qué es

La medicina regenerativa es la más reciente y importante innovación de la medicina moderna.
Esta tecnología tiene un enorme potencial curativo y sus fundamentos revolucionan la mayoría de los tratamientos clínicos actuales.

Esta nueva especialidad de la medicina se fundamenta en el conocimiento de los mecanismos por los que el cuerpo humano se regenera, renueva, restaura o sustituye las células dañadas de los tejidos y órganos deteriorados, estableciendo las funciones normales, en poco tiempo después de reparar la lesión.

Se diferencia de otros campos de la medicina por su facultad de activasr o potenciar la capacidad de regeneración natural del cuerpo.
La solución ideal en estos momentos, la más natural y la menos agresiva, seria la de poder regenerar el tejido con nuestras propias células
Mientras que la gran mayoría de los tratamientos disponibles en la actualidad para las enfermedades crónicas y letales son sustitutivos o paliativos y cronifican o ralentizan su progresión, la medicina regenerativa tiene la capacidad de reparar, regenerar y volver a activar los mecanismos fundamentales del tejido sano, abordando y tratando las causas subyacentes de la propia enfermedad
CERRAR
Una enfermedad crónica es una enfermedad que no se cura en un tiempo corto, definido habitualmente en tres meses.

Las enfermedades crónicas son enfermedades que no ponen en riesgo la vida de la persona a corto plazo, por lo que no son emergencias médicas. Sin embargo, pueden ser extremadamente serias, y algunas de ellas, como por ejemplo determinados tipos de cáncer, causan una muerte segura.

Las enfermedades crónicas también incluyen todos los trastornos en los que un síntoma existe continuadamente, y, aunque no ponen en riesgo la salud física de la persona, son extremadamente incómodas, perturbando la calidad de vida y las actividades de los enfermos. Este último caso incluye los síndromes dolorosos.

Muchas enfermedades crónicas son asintomáticas o casi asintomáticas gran parte del tiempo, pero se caracterizan por episodios agudos peligrosos y / o muy incómodas.