Úlceras y Isquemias

La úlcera cutánea es una lesión de la piel que no cicatriza bien y que puede ir acompañada de inflamación. Implica pérdida de alguna de las capas de la piel o todas; puede tratarse de una herida únicamente superficial o de una afectación más profunda.

Se denomina isquemia al sufrimiento celular causado por cualquier disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo de un tejido biológico. Puede deberse entre otras cosas a una enfermedad arterial periférica, la diabetes, colesterol, obesidad entre otros factores.
Una de las funciones principales de la sangre es hacer que el oxígeno tomado por los pulmones y nutrientes circulen por el organismo y lleguen a todos los tejidos del cuerpo.
Con las características comentadas en anteriores apartados del ozono, de oxigenación y immunoregulació, tenemos una herramienta capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejidos, por lo que resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de difícil curación, en ulceraciones de diversos tipos, en los tejidos articulares, en tejidos de sostén, en medicina estética, etc.

Por otra parte, múltiples estudios clínicos han presentado evidencias de que la terapia celular en medicina regenerativa, es capaz de contribuir a la neovascularización de tejido, es decir, la formación de nuevos vasos sanguíneos utilizando los componentes básicos de las células progenitoras o células madre, especialmente indicado para la isquemia crítica de extremidades
CERRAR
La isquemia es una enfermedad en la que se produce una disminución del flujo de sangre rica en oxígeno a una parte del organismo, y la consecuente disminución de la aportación de nutrientes y la eliminación de productos del metabolismo

Esto conduce a un sufrimiento celular causado por la disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo y consecuentemente una disminución de la aportación de oxígeno de un tejido biológico.

Este sufrimiento celular puede ser suficientemente intenso para causar la muerte celular y del tejido.

Cada tejido tiene un nivel diferente de tolerancia a la falta de oxígeno, y si la isquemia es muy grave puede llegar a la anoxia, lo que implica que los tejidos de esta región no podrán contar con la energía necesaria para sobrevivir.

Una de las isquemias más graves es la Isquemia crítica de extremidades, es una enfermedad que comienza con llagas abiertas que no curan, una lesión o una infección en los pies o las piernas. La isquemia crítica de extremidades se produce cuando estas lesiones o infecciones evolucionan y pueden causar la muerte del tejido (gangrena), lo que a veces requiere la amputación de la extremidad afectada.

Una de las funciones principales de la sangre es hacer que el oxígeno llegado a los pulmones circule por el organismo y llegue a todos los tejidos del cuerpo.
Una úlcera cutánea o llaga (del latín ulcus) es una lesión abierta de la piel (cutánea)

Las úlceras cutáneas pueden tener origen y localización muy variada,
menudo en casos de exposición al calor o el frío intenso, a una irritación, o un problema con circulación sanguínea. También se pueden provocar debido a una falta de movilidad, en las situaciones en que se puede encontrar el paciente encamado.

Las más frecuentes son las que afectan a la piel de las extremidades bajas.

También hay las úlceras de la membrana mucosa (úlcera péptica) que se localiza en la pared del estómago o el duodeno, y normalmente son debidas a una infección bacteriana.
La enfermedad arterial periférica es un trastorno común y una causa importante de morbilidad y mortalidad. La mayoría de los pacientes están gravemente afectados, y sufren dolor en reposo, úlceras o gangrena. Se les da un diagnóstico de isquemia crítica de las extremidades (CLI).

Estos pacientes tienen un especial mal pronóstico, con altas tasas de amputación de extremidades y mortalidad.

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células para suministrar energía. En la diabetes tipo 1 , el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2 , el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la llamada diabetes gestacional.
El colesterol es una sustancia presente en los tejidos animales exclusivamente , por lo que no se encuentra en vegetales ni sus derivados.

El organismo utiliza al colesterol como materia prima para la síntesis de membranas celulares, sales biliares y vitaminas y hormonas fundamentales para la vida de nuestras células.

El colesterol circula ligado a diferentes lipoproteínas de nuestra sangre, donde podemos distinguir a grandes rasgos, un colesterol bueno que es el HDL, y un colesterol malo denominado LDL. El HDL ayuda a limpiar la pared interna de los vasos arteriales, y las LDL son las que favorecen el depósito y generación de la placa de ateroma que termina por obstruir las arterias.

Lo niveles de colesterol LDL, se ha demostrado fehacientemente, se asocian a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular especialmente infarto, y por otro lado las HDL tendrían un rol protector de estas patologías que en nuestro país representan la primera causa de muerte, y donde cada vez más adultos jóvenes, y también adolescentes y niños se ha visto son portadores de esta enfermedad y de sus riesgos.
En la Enciclopedia Catalana se define la obesidad como la acumulación excesiva de grasa que provoca un aumento del peso corporal.

Es una enfermedad crónica multifactorial, fruto de la interacción de factores genéticos y ambientales, que se caracteriza por un exceso de grasa corporal (tejido adiposo).