Nutrición Mujeres

La nutrición es importante para todos pero hay que dedicar un apartado especial a la nutrición de la mujer.

Se deben tener en cuenta las necesidades nutricionales provocadas por los cambios hormonales, la menstruación, el embarazo, la menopausia, la nutrición en el deporte, la dificultad en perder peso y la facilidad en ganarlo.



La mujer ha pasado de trabajar básicamente en el ámbito doméstico a asumir y compaginar la vida familiar con la profesional.

La mujer moderna vive la vida muy intensamente, con falta de descanso y de dedicarse a sí misma. Cada vez con menos tiempo libre, pero, a la vez, también preocupada por su imagen.

Las mujeres viven unos cambios metabólicos intensos y la alimentación es una aliada para paliar los efectos más negativos y favorecer los positivos.

 

 

Pl. Comte Guifré, nº. 1, Local 3 Vapor Gran | 08221 | TERRASSA
Tel. 937 885 395 | Móv. 663 177 417 | info@cemu.cat
Web Mèdic Acreditat. Veure més informació
nº Sanidad: ED8689599 |
Aviso Legal
Aviso Legal

La presente información y aviso (en adelante, el "Aviso Legal") regula el uso del servicio de acceso y utilización de la Web www.cemu.cat.

CEMU Centre Mèdic Utset, como responsable de la Web informa que tiene su domicilio social en Pl. Compte Guifré, nº 1, local 3; con CIF número B64524309 e inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona: Tomo 39563, Folio 207, Hoja B350570.

La utilización de la Web atribuye la condición de usuario de la Web (en adelante, el "Usuario") e implica la aceptación plena de todas y cada una de las disposiciones incluidas en este Aviso Legal en la versión publicada por CEMU Centre Mèdic Utset en el momento mismo en que el Usuario acceda a la Web. CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a modificar unilateralmente, en cualquier momento y sin previo aviso, la presentación y configuración de los contenidos y los servicios de la Web, así como las condiciones requeridas para su utilización cuando ello sea conveniente para su mejor prestación.

El contenido de la presente Web está protegido por las leyes de propiedad intelectual.

Dichos contenidos deberán ser usados de forma correcta y lícita por el usuario. No podrán usarse los contenidos de forma contraria a la ley, a la moral o a las buenas costumbres aceptadas en orden público.

Esta Web puede establecer enlaces a otras páginas Web que pertenecen a terceros sobre los que CEMU Centre Mèdic Utset no tiene control alguno, no asumiendo responsabilidad alguna ni compromiso sobre la información contenida en estas páginas ni de los servicios o productos que en ellas se incluya o se ofrezca.

Está prohibida la transmisión de cualquier tipo de datos que usted pueda realizar a esta Web, o a otros pertenecientes a terceros cuyos links podrá encontrar dentro de esta Web, que atente contra los derechos de propiedad de terceros, sean obscenos, pornográficos, difamatorios, de carácter amenazador o material que pueda ser considerado delito o falta en virtud del vigente Código Penal. Queda prohibida la reproducción, copia, distribución, transformación o modificación de contenidos (textos, imágenes, voces o estructura) a menos que se cuente con la autorización expresa y por escrito del titular de los derechos adquiridos.

El usuario se compromete a utilizar la Web de conformidad con la ley, el presente Aviso Legal, y demás avisos, reglamentos de uso e instrucciones puestos en su conocimiento, así como con la moral y las buenas costumbres generalmente aceptadas y el orden público y se abstendrá de utilizar la Web con fines o efectos ilícitos, prohibidos en el presente Aviso Legal, lesivos de los derechos e intereses de terceros.

CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a denegar o retirar el acceso a la Web, en cualquier momento y sin necesidad de preaviso, a aquellos usuarios que incumplan las presentes Condiciones Generales.

De conformidad con la Ley Orgánica de Protección de Datos de 15/1999 de 13 de diciembre, le comunicamos que la finalidad de este sitio web no es la recogida de datos de los usuarios. No obstante lo anterior procede a la recogida de datos personales mediante formularios para prestarle determinados servicios como contactar, responder a una consulta o envío de documentación. Le informamos asimismo que el usuario puede en cualquier momento ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con relación a sus datos personales si fuera el caso o bien realizando un escrito a tal efecto y remitiéndolo a info@cemu.cat o a la dirección postal de nuestra entidad.
| Política de privacidad | Fecha Actualización: 17-06-2019
La presión arterial es la fuerza que hace la sangre contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias. Su presión arterial estará al nivel más elevado al latir el corazón bombeando la sangre. A esto se le llama presión sistólica. Cuando el corazón está en reposo, entre un latido y otro, la presión sanguínea disminuye. A esto se le llama la presión diastólica.

En la lectura de la presión arterial se utilizan estos dos valores, las presiones sistólica y diastólica. La lectura con valores de:

120/80 o menos son normales
140/90 o más indican hipertensión arterial

Entre 120 y 139 para el número más elevado, o entre 80 y 89 para el número más bajo es prehipertensión.

La hipertensión arterial no suele tener síntomas, pero puede causar problemas serios tales como derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca, infarto e insuficiencia renal. Usted mismo puede controlar la presión arterial mediante hábitos de vida saludables y, de ser necesario, medicamentos.
En la Enciclopèdia Catalana se define la obesidad como la acumulación excesiva de grasa, que provoca un aumento del peso corporal. Es una enfermedad crónica multifactorial, fruto de la interacción de factores genéticos y ambientales, que se caracteriza por un exceso de grasa corporal (tejido adiposo).

Segun la OMS : La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una forma simple de medir la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Alguna vez considerados problemas de países con ingresos altos, la obesidad y el sobrepeso están en aumento en los países con ingresos bajos y medios, especialmente en las áreas urbanas.
El colesterol es una sustancia presente en los tejidos animales exclusivamente , por lo que no se encuentra en vegetales ni sus derivados.

El organismo utiliza al colesterol como materia prima para la síntesis de membranas celulares, sales biliares y vitaminas y hormonas fundamentales para la vida de nuestras células.

El colesterol circula ligado a diferentes lipoproteínas de nuestra sangre, donde podemos distinguir a grandes rasgos, un colesterol bueno que es el HDL, y un colesterol malo denominado LDL. El HDL ayuda a limpiar la pared interna de los vasos arteriales, y las LDL son las que favorecen el depósito y generación de la placa de ateroma que termina por obstruir las arterias.

Lo niveles de colesterol LDL, se ha demostrado fehacientemente, se asocian a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular especialmente infarto, y por otro lado las HDL tendrían un rol protector de estas patologías que en nuestro país representan la primera causa de muerte, y donde cada vez más adultos jóvenes, y también adolescentes y niños se ha visto son portadores de esta enfermedad y de sus riesgos
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células para suministrar energía. En la diabetes tipo 1 , el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2 , el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la llamada diabetes gestacional.
ver = obesidad.
El cáncer comienza en las células, que constituyen los ladrillos del cuerpo. Normalmente, el cuerpo forma células nuevas a medida que se necesitan para reemplazar las células envejecidas que mueren. Algunas veces, este proceso no resulta ser el esperado. Crecen células nuevas que no son necesarias y las células envejecidas no mueren cuando deberían. Estas células adicionales pueden formar una masa llamada tumor . Los tumores pueden ser benignos o malignos. Los tumores benignos no son cáncer, mientras que los malignos sí lo son. Las células de los tumores malignos pueden invadir los tejidos cercanos. También pueden desprenderse y diseminarse a otras partes del cuerpo.

El cáncer no se trata de una enfermedad sino de varias. Existen más de 100 tipos de cáncer. La mayoría de estos se nombran por su lugar de origen. Por ejemplo, el cáncer de pulmón comienza en el pulmón y el cáncer de pecho comienza en el pecho. La diseminación de un cáncer desde una parte del cuerpo a otra se denomina metástasis . Los síntomas y el tratamiento dependen del tipo de cáncer y del avanzada que esté la enfermedad. La mayoría de los tratamientos incluye cirugía, radiación y / o quimioterapia . Algunos también pueden incluir terapia hormonal, terapia biológica o trasplante de células madres.
La vesícula biliar es un órgano con forma de pera ubicado debajo del hígado. Almacena bilis, un líquido producido por el hígado para digerir las grasas. Cuando el estómago y el intestino digieren los alimentos, la vesícula biliar libera bilis a través de un tubo llamado conducto biliar común. Este conducto conecta a la vesícula biliar y el hígado con el intestino delgado.

Es más probable que la vesícula cause problemas si algo obstruye el flujo de bilis a través de los conductos biliares. Esto suele ocurrir con los cálculos biliares. Los cálculos se forman cuando hay sustancias en la bilis que se endurecen. Las crisis por cálculos suelen presentarse después de las comidas.

Los cálculos biliares son más comunes entre los adultos mayores, las mujeres y las personas con sobrepeso
Las dislipemias son alteraciones en la cantidad de lípidos, triglicéridos, ácidos grasos, colesterol, fosfolípidos, en la sangre.

En las sociedades occidentales, la mayoría de dislipidemias son hiperlipidemias, es decir, una elevación de los lípidos en la sangre, a menudo debido a la dieta y el estilo de vida.
Ritmos Circadianos - o - Ritmos Biológicos.

Los ritmos circadianos (del latín "circa" que es 'alrededor de' y "diem" que es 'día') son un ciclo de aproximadamente 24 horas con los inherentes procesos bioquímicos, fisiológicos o de comportamiento. Se encuentran ritmos circadianos tanto de plantas (incluyendo hongos y cianobacterias) como en animales. La cronobiología estudia este ciclo y otros de diferente duración. Estos ritmos se pueden sincronizar los ritmos ambientales que también tienen un período de 24 horas, como los ciclos de la luz y la temperatura.

Los ritmos circadianos se regulan por relojes circadianos. Antiguamente, ya se conocía la periodicidad en la salud y la enfermedad, así como la periodicidad del sueño. Hechos como la floración de las plantas, la reproducción estacional de los animales, la migración de las aves o la hibernación de algunos mamíferos y reptiles se consideraban consecuencia de la acción de factores externos y astronómicos.

Hace unos 200 años se hicieron experimentos que demostraron que los ritmos circadianos no eran respuestas pasivas al medio ambiente, sino que tenían una localización endógena dentro de cada organismo. Primero se hicieron experimentos en plantas, y más tarde ya se estudiaron los ritmos diarios de temperatura en trabajadores que hacían guardias nocturnas.

Los ritmos circadianos en los humanos son importantes para determinar los patrones de sueño y alimentación, por las actividades de todos los ejes hormonales, la regeneración celular y la actividad cerebral, entre otras funciones.

El reloj circadiano de los mamíferos se encuentra en el núcleo supraquiasmático, un grupo de neuronas del hipotálamo. Si se destruye este estructura, se eliminan completamente los ritmos circadianos. La actividad de este núcleo es modulada por factores externos, principalmente la variación de la luz. Recibe información sobre la luz externa a través de la retina de los ojos. En la retina hay un pigmento, la melanopsina, que a través del tracto retinohipotalámico lleva información al núcleo supraquiasmático. Este núcleo coge esta información sobre luz / oscuridad, la interpreta y la envía a la epífisis o glándula pineal. Esta secreta la melatonina como respuesta al estímulo, si es que éste no ha sido suprimido por la presencia de luz brillante. Es por ello que la secreción de melatonina es baja durante el día y alta por la noche.

La alteración de los ritmos circadianos tiene un efecto negativo a corto plazo. Lo que puede causar esta alteración es el jet lag de los viajes largos, el alcohol, o algunos desórdenes psiquiátricos, como el trastorno bipolar, y desórdenes del sueño, y las consecuencias de estos desórdenes pueden ser: cansancio, problemas digestivos, irritabilidad o apatía, entre otros.
Ritmos Circadianos - o - Ritmos Biológicos.

Los ritmos circadianos (del latín "circa" que es 'alrededor de' y "diem" que es 'día') son un ciclo de aproximadamente 24 horas con los inherentes procesos bioquímicos, fisiológicos o de comportamiento. Se encuentran ritmos circadianos tanto de plantas (incluyendo hongos y cianobacterias) como en animales. La cronobiología estudia este ciclo y otros de diferente duración. Estos ritmos se pueden sincronizar los ritmos ambientales que también tienen un período de 24 horas, como los ciclos de la luz y la temperatura.

Los ritmos circadianos se regulan por relojes circadianos. Antiguamente, ya se conocía la periodicidad en la salud y la enfermedad, así como la periodicidad del sueño. Hechos como la floración de las plantas, la reproducción estacional de los animales, la migración de las aves o la hibernación de algunos mamíferos y reptiles se consideraban consecuencia de la acción de factores externos y astronómicos.

Hace unos 200 años se hicieron experimentos que demostraron que los ritmos circadianos no eran respuestas pasivas al medio ambiente, sino que tenían una localización endógena dentro de cada organismo. Primero se hicieron experimentos en plantas, y más tarde ya se estudiaron los ritmos diarios de temperatura en trabajadores que hacían guardias nocturnas.

Los ritmos circadianos en los humanos son importantes para determinar los patrones de sueño y alimentación, por las actividades de todos los ejes hormonales, la regeneración celular y la actividad cerebral, entre otras funciones.

El reloj circadiano de los mamíferos se encuentra en el núcleo supraquiasmático, un grupo de neuronas del hipotálamo. Si se destruye este estructura, se eliminan completamente los ritmos circadianos. La actividad de este núcleo es modulada por factores externos, principalmente la variación de la luz. Recibe información sobre la luz externa a través de la retina de los ojos. En la retina hay un pigmento, la melanopsina, que a través del tracto retinohipotalámico lleva información al núcleo supraquiasmático. Este núcleo coge esta información sobre luz / oscuridad, la interpreta y la envía a la epífisis o glándula pineal. Esta secreta la melatonina como respuesta al estímulo, si es que éste no ha sido suprimido por la presencia de luz brillante. Es por ello que la secreción de melatonina es baja durante el día y alta por la noche.

La alteración de los ritmos circadianos tiene un efecto negativo a corto plazo. Lo que puede causar esta alteración es el jet lag de los viajes largos, el alcohol, o algunos desórdenes psiquiátricos, como el trastorno bipolar, y desórdenes del sueño, y las consecuencias de estos desórdenes pueden ser: cansancio, problemas digestivos, irritabilidad o apatía, entre otros.
El término enfermedad cardiovascular se refiere a las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos (arterias y venas) de todo el cuerpo, incluyendo el cerebro, el corazón, las piernas y los pulmones.

La enfermedad cardiovascular no pasa rápidamente. Con el tiempo, las arterias que llevan sangre al corazón y al cerebro se pueden bloquear con la acumulación de células de grasa y colesterol (placa).

La menor cantidad de oxígeno que llega al músculo cardíaco debido a los bloqueos en las arterias causa ataques cardíacos.

La falta de oxígeno al cerebro como consecuencia de la presencia de un coágulo de sangre o de una hemorragia cerebral por la ruptura de un vaso sanguíneo, causa un accidente cerebrovascular.