Lumbalgias y dolor de espalda

El dolor de espalda es, probablemente, la patología más frecuente que sufre el ser humano.

La evolución nos ha permitido adquirir una posición eréctil y caminar de pie, pero ha dejado la columna lumbar como una de las zonas más desprotegidas y vulnerables de nuestra anatomía, a cambio de dotarla de una extraordinaria movilidad en todas las direcciones de el espacio.

En realidad no sabemos cuál es el origen real del dolor de espalda, desde una simple sobrecarga muscular hasta una hernia discal. Los estudios científicos demuestran, sin embargo, que se origina por un mecanismo neurológico en el que se activan nervios que transmiten la sensación de dolor al cerebro provocando la contractura muscular y la inflamación muscular como mecanismos de defensa. Así pues el diagnóstico es básicamente clínico y sólo en algunas ocasiones, en contra de lo que habitualmente se cree, nos pueden ayudar las pruebas de imagen como Rx, TAC o RM.

La consecuencia del desconocimiento del origen del dolor es el que favorece la gran cantidad de enfoques terapéuticos dispares que se aplican en esta patología como son masajes, acupuntura, osteopatía, fármacos antiinflamatorios, cirugía, rehabilitación, ozono, etc.

Aunque parezca obvio que ante una hernia discal la mejor solución es su extirpación quirúrgica, los frecuentes fracasos de la cirugía lumbar nos ha ido llevando a soluciones cada vez más conservadoras.
La hernia provoca dolor en la zona lumbar. Duele por inflamación el periostio de las vértebras, las articulaciones, la duramadre, el anillo fibroso, el ligamento vertebral longitudinal posterior y los músculos lumbares de la columna. Una hernia discal puede producir una serie de manifestaciones clínicas, entre las más frecuentes están el lumbago y la ciática.

Los frecuentes fracasos de la cirugía lumbar, por ejemplo, en las intervenciones quirúrgicas de hernia discal, nos ha ido llevando a soluciones cada vez más conservadoras y menos invasivas.

MEDICINA REGENERATIVA:
En definitiva, podemos decir que el dolor de espalda puede tratarse a partir de diferentes técnicas, aunque cada més con más frecuencia se implantan tratamientos conservadores que combinan el Plasma -rico en Plaquetas o bien con células madre, lo que parece ser el futuro inmediato de su tratamiento definitivo.

También hay nuevas terapias que actualmente ya aplicamos como la terapia ambulatoria que combina el ozono dentro de la articulación vertebral y en el mismo acto Plasma Rico en Plaquetas, o bvien, si el origen del dolor viene del disco y no existe hernia discal, se puede infiltrar ozono i/o PRP dentro del disco, para conseguir una regeneración del mismo, en un acto quirúrgico muy sencillo y rápido.


OZONOTERAPIA:

El ozono reacciona con los mediadores químicos de la inflamación y los neutraliza, al tiempo que aumenta el flujo sanguíneo logrando una mayor oxigenación, nutrición y rehidratación de los tejidos afectados, eliminando el mecanismo neurológico que mantenía activo el dolor.


lumbago

 

 

Pl. Comte Guifré, nº. 1, Local 3 Vapor Gran | 08221 | TERRASSA
Tel. 937 885 395 | Móv. 663 177 417 | info@cemu.cat
Web Mèdic Acreditat. Veure més informació
nº Sanidad: ED8689599 |
Aviso Legal
Aviso Legal

La presente información y aviso (en adelante, el "Aviso Legal") regula el uso del servicio de acceso y utilización de la Web www.cemu.cat.

CEMU Centre Mèdic Utset, como responsable de la Web informa que tiene su domicilio social en Pl. Compte Guifré, nº 1, local 3; con CIF número B64524309 e inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona: Tomo 39563, Folio 207, Hoja B350570.

La utilización de la Web atribuye la condición de usuario de la Web (en adelante, el "Usuario") e implica la aceptación plena de todas y cada una de las disposiciones incluidas en este Aviso Legal en la versión publicada por CEMU Centre Mèdic Utset en el momento mismo en que el Usuario acceda a la Web. CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a modificar unilateralmente, en cualquier momento y sin previo aviso, la presentación y configuración de los contenidos y los servicios de la Web, así como las condiciones requeridas para su utilización cuando ello sea conveniente para su mejor prestación.

El contenido de la presente Web está protegido por las leyes de propiedad intelectual.

Dichos contenidos deberán ser usados de forma correcta y lícita por el usuario. No podrán usarse los contenidos de forma contraria a la ley, a la moral o a las buenas costumbres aceptadas en orden público.

Esta Web puede establecer enlaces a otras páginas Web que pertenecen a terceros sobre los que CEMU Centre Mèdic Utset no tiene control alguno, no asumiendo responsabilidad alguna ni compromiso sobre la información contenida en estas páginas ni de los servicios o productos que en ellas se incluya o se ofrezca.

Está prohibida la transmisión de cualquier tipo de datos que usted pueda realizar a esta Web, o a otros pertenecientes a terceros cuyos links podrá encontrar dentro de esta Web, que atente contra los derechos de propiedad de terceros, sean obscenos, pornográficos, difamatorios, de carácter amenazador o material que pueda ser considerado delito o falta en virtud del vigente Código Penal. Queda prohibida la reproducción, copia, distribución, transformación o modificación de contenidos (textos, imágenes, voces o estructura) a menos que se cuente con la autorización expresa y por escrito del titular de los derechos adquiridos.

El usuario se compromete a utilizar la Web de conformidad con la ley, el presente Aviso Legal, y demás avisos, reglamentos de uso e instrucciones puestos en su conocimiento, así como con la moral y las buenas costumbres generalmente aceptadas y el orden público y se abstendrá de utilizar la Web con fines o efectos ilícitos, prohibidos en el presente Aviso Legal, lesivos de los derechos e intereses de terceros.

CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a denegar o retirar el acceso a la Web, en cualquier momento y sin necesidad de preaviso, a aquellos usuarios que incumplan las presentes Condiciones Generales.

De conformidad con la Ley Orgánica de Protección de Datos de 15/1999 de 13 de diciembre, le comunicamos que la finalidad de este sitio web no es la recogida de datos de los usuarios. No obstante lo anterior procede a la recogida de datos personales mediante formularios para prestarle determinados servicios como contactar, responder a una consulta o envío de documentación. Le informamos asimismo que el usuario puede en cualquier momento ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con relación a sus datos personales si fuera el caso o bien realizando un escrito a tal efecto y remitiéndolo a info@cemu.cat o a la dirección postal de nuestra entidad.
| Política de privacidad | Fecha Actualización: 4-10-2019
Las dislocaciones (o luxaciones) son lesiones en las articulaciones que separan los extremos de los huesos y los sacan de su posición.

La causa suele ser una caída o un golpe y, algunas veces, una consecuencia de practicar un deporte de contacto.

Pueden producirse dislocaciones en los tobillos, las rodillas, los hombros, la cadera, los codos y la mandíbula. También pueden dislocarse las articulaciones de los dedos de las manos y los pies. Las articulaciones dislocadas suelen hincharse, doler y encontrarse, a simple vista, fuera de lugar. Puede suceder que no pueda moverla.
El dolor de espalda es una patología muy frecuente en la población, habitualmente de origen desconocido, que el diagnóstico es básicamente clínico y no basado en pruebas de imagen y que puede tratarse a partir de diferentes técnicas, aunque cada vez más implantan los tratamiento conservadores que se combinan con plasma rico en plaquetas o bien con células madre, este parece ser el futuro inmediato de su definitivo tratamiento.
La lumbalgia puede presentarse en forma de episodios agudos (lumbalgia aguda o lumbago), de pocos días de duración, que pueden ser muy dolorosos, pero que no suponen gravedad y se agrava durante el reposo y de noche.
En otras ocasiones los síntomas son persistentes en el tiempo. Si su duración es superior a los 3 meses se habla de lumbalgia crónica. El dolor puede ser de menor intensidad, pero el hecho de que sea crónico puede limitar mucho las actividades de la vida diaria.
La consecuencia del desconocimiento del origen del dolor es el que favorece la gran cantidad de enfoques terapéuticos dispares que se aplican en esta patología.
Una hernia discal provoca dolor en la zona lumbar. Duele por inflamación el periostio de las vértebras, las articulaciones, la duramadre, el anillo fibroso, el ligamento vertebral longitudinal posterior y los músculos lumbares de la columna.
Una contractura muscular es una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras que aparece al realizar un esfuerzo. Se manifiesta como una hinchazón de la zona, que implica dolor y alteración del normal funcionamiento del músculo.
Una fractura es una rotura, generalmente en un hueso.

Las fracturas en general son a causa de accidentes automovilísticos, caídas o lesiones deportivas. Otras causas son la pérdida de masa ósea y la osteoporosis, que causa debilitamiento de los huesos. El exceso de uso puede provocar fracturas por estrés, que son fisuras muy pequeñas en los huesos.

Los síntomas de una fractura son un dolor intenso, deformidad, es decir, la extremidad se ve fuera de lugar, hinchazón, hematomas o dolor alrededor de la herida. Comporta problemas al mover la extremidad.
Se obtienen de tejidos vegetales o animales. Activa los procesos vitales de la piel y fortalece su consistencia. Favorecen la oxigenación de las células • células.
Entendemos la enfermedad como un conjunto de síntomas causados ​​por descompensación o desequilibrio de diferentes elementos moleculares y que en cada momento estos desequilibrios comprometen directamente la actividad cerebral a nivel hipofisario. Por lo tanto desde allí y con destino a todo el organismo, se llevan a cabo tareas de compensación.

Utilizando este mecanismo natural del organismo, los bioestimuladores son capaces de desencadenar una respuesta aguda para equilibrar el nivel sistémico mediante el estímulo hipofisario, y a todo este proceso lo llamamos bioestimulación. La respuesta que se genera con este tratamiento le confiere una notable inocuidad.

Es un tratamiento no invasivo, apropiado para optimizar y equilibrar el sistema inmunológico, sin riesgo y con mucha eficacia.

La aplicación de bioestimuladores pueden proporcionar efectos analgésicos, hemostáticos, antialérgicos, antiinflamatorios. Equilibra del sistema humoral y enzimático, potencializa la acción de antibióticos, equilibra el sistema neuro-vegetativo, sin efectos negativos locales o generales.

El sistema de actuación de la bioestimulación es completamente biológico y no invasivo, por lo tanto no depende de la actividad de fármacos y es perfectamente compatible con cualquier terapia o tratamiento, teniendo grandes éxitos cuando se administra con antibióticos, paliando la inmunodeficiencia que estos producen como efecto colateral y aumentando su eficacia de destrucción selectiva.
Las enfermedades autoinmunes son enfermedades crónicas y recidivantes, donde cada recurrencia conlleva el riesgo potencial de acumular daño irreversible. Producen una interferencia importante en la vida laboral y pueden ser fuente notoria de discapacidad y dependencia.

Nuestro sistema inmunológico nos protege contra las enfermedades y las infecciones. Pero, si tenemos una enfermedad autoinmune, nuestro sistema inmunológico ataca las células sanas de nuestro cuerpo por error. Las enfermedades autoinmunes pueden afectar muchas partes del organismo.

No se conocen las causas. Estas enfermedades tienden a ser hereditarias. Las mujeres presentan un mayor riesgo de padecerlas.

Hay más de ochenta tipos de estas enfermedades y algunas tienen síntomas similares. Esto dificulta que el médico sepa si realmente sufre de uno de estos trastornos y, en caso de sufrir, de cuál de ellos se trata. Obtener un diagnóstico puede resultar frustrante y estresante. En muchos casos, los primeros síntomas son fatiga, dolores musculares y fiebre más bien baja. Pero el síntoma clásico de una enfermedad autoinmune es la inflamación, que puede causar enrojecimiento, acaloramiento, dolor e hinchazón.

Las enfermedades también pueden hacerse más agudas, o sea que tiene momentos en que empeoran pero pueden también tener remisiones que es cuando los síntomas mejoran o desaparecen. El tratamiento depende de la enfermedad, pero en la mayoría de los casos, lo importante es reducir la inflamación.
La inflamación o edema es la forma de manifestarse de muchas enfermedades.

Es una respuesta del organismo ante cualquier agresión del medio, lesión o invasión de bacterias que sirve para dirigir ciertos mecanismos de defensa hacia el punto en el que se localiza el malestar. Mediante este fenómeno aumenta el aporte de sangre que permite que los glóbulos blancos traspasen los vasos sanguíneos y se dirijan a la zona afectada con más facilidad para destruir posibles microorganismos invasores.

La respuesta inflamatoria surge con el fin defensivo de aislar y destruir al agente nocivo, así como reparar el tejido dañado.
El dolor agudo se puede definir como un dolor de corta duración pero extremo, que surge rápidamente pero sólo dura un corto período de tiempo. El dolor agudo es un aviso del cuerpo de una lesión presente en un tejido o bien de una enfermedad.
Originalmente se definía el dolor crónico como aquel que duraba seis meses o más. Ahora se define como aquel que persiste más tiempo que el curso de tiempo asociado con un tipo particular de lesión.

A menudo es mucho más difícil de tratar que el dolor agudo.

No tratar el dolor agudo pertinentemente puede llevar a la aparición del dolor crónico.
Las enfermedades osteoarticulares son aquellas que afectan a los huesos, cartílagos, tendones y / o articulaciones, de manera temporal o permanente, lo que ocasiona discapacidad leve, moderada o severa. Requieren el diagnóstico de un profesional médico para su detección, tratamiento y prevención de secuelas y complicaciones.

Los síntomas típicos de las enfermedades osteoarticulares son el dolor y la limitación para la movilidad de las partes del cuerpo que están afectadas por la enfermedad, lo que ocasiona limitación para la realización de actividades cotidianas como caminar, subir y bajar escaleras, peinarse, vestirse, jugar, etc.

El dolor se origina principalmente en la sinovial y el hueso subcondral, pero los ligamentos, meniscos, músculos periarticulares, entesis y cápsula articular también son lugares de origen de dolor osteoarticular. Se debe recordar, que
la patogénesis del dolor puede variar de paciente a paciente, e inclusive en el mismo paciente, entre una visita y otra.
Un esguince es rasgado, distensión o estiramiento excesivo de un ligamento.

Se produce debido a un movimiento brusco, una caída, un golpe o una fuerte torsión de la articulación.

También se denomina "torçament" o "torçadura" en lenguaje común.

Los esguinces causan dolor, inflamación y una cierta discapacidad funcional. Se distingue entre esguinces benignos, cuando los ligamentos están sólo distendidos, y esguinces graves, cuando ha habido una ruptura de ligamentos.
Células o tejidos de un mismo individuo; un trasplante autólogo consiste en un mismo individuo como donante y como receptor
Aunque se le conoce por su utilización en cremas o tratamientos de belleza, el colágeno es una molécula proteica o proteína que forma fibras, las fibras colágenas. Es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que envuelve y protege nuestros músculos y órganos vitales.. Estas se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Como todas las proteínas, el colágeno está constituido por largas cadenas de aminoácidos. En el colágeno, estas cadenas se enrollan y enlazan entre sí originando gruesos cordones llamados fibras que aportan resistencia y flexibilidad a nuestros tejidos.

Las fibras colágenas son flexibles, pero ofrecen gran resistencia a la tracción. El punto de rotura de las fibras colágenas de los tendones humanos se alcanza con una fuerza de varios cientos de kilogramos por centímetro cuadrado. A esta tensión solamente se han alargado un pequeño porcentaje de su longitud original.
Cuando el colágeno se desnaturaliza por ebullición y se deja enfriar, manteniéndolo en una solución acuosa, se convierte en una sustancia muy conocida, la gelatina.

Con el paso del tiempo, la producción de esta proteína por parte de las células que la generan se reduce. A los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia, con el consecuente envejecimiento y pérdida de flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. Este envejecimiento puede ralentizarse mediante diversos cuidados como su estimulación con Factores de Crecimiento Plaquetar.
La elastina es una proteína del tejido conjuntivo con funciones estructurales que confiere elasticidad a los tejidos, a diferencia del colágeno que proporciona principalmente resistencia. Se encuentra presente de manera natural en nuestro cuerpo. La elastina juega un papel importante dentro de la firmeza y flexibilidad de la piel. Es al final de la adolescencia cuando el cuerpo comienza a dejar de producir elastina de manera propia. Se trata de un polímero con gran capacidad de expansión que recuerda ligeramente a una goma elástica. La elastina se encuentra presente en todos los vertebrados.Es importante también en la capacidad de los cuerpos de los vertebrados para soportar esfuerzos, y aparece en mayores concentraciones donde se requiere almacenar energía elástica.

Sería muy bueno encontrar un secreto mágico para mantenerse joven y librarse de los trastornos que acontecen con la edad, el realismo más puro nos hace ver que ese remedio en realidad no existe, pero lo que sí existe son las sustancias que permiten aminorar la visibilidad de la acumulación de años.

Existen diversas recomendaciones para preservar la tasa de elastina en el cuerpo, entre las que se incluyen el evitar la exposición al sol, alejarse del cigarrillo y el prestar especial atención a los alimentos que se ingieren con objeto de decidirse por aquellos que favorecen a la elastina y estimular su acción con tratamientos con Factores de Crecimiento Plaquetar.
Aunque se le conoce por su utilización en cremas o tratamientos de belleza, el colágeno es una molécula proteica o proteína que forma fibras, las fibras colágenas. Es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que envuelve y protege nuestros músculos y órganos vitales.. Estas se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Como todas las proteínas, el colágeno está constituido por largas cadenas de aminoácidos. En el colágeno, estas cadenas se enrollan y enlazan entre sí originando gruesos cordones llamados fibras que aportan resistencia y flexibilidad a nuestros tejidos.

Las fibras colágenas son flexibles, pero ofrecen gran resistencia a la tracción. El punto de rotura de las fibras colágenas de los tendones humanos se alcanza con una fuerza de varios cientos de kilogramos por centímetro cuadrado. A esta tensión solamente se han alargado un pequeño porcentaje de su longitud original.
Cuando el colágeno se desnaturaliza por ebullición y se deja enfriar, manteniéndolo en una solución acuosa, se convierte en una sustancia muy conocida, la gelatina.

Con el paso del tiempo, la producción de esta proteína por parte de las células que la generan se reduce. A los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia, con el consecuente envejecimiento y pérdida de flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. Este envejecimiento puede ralentizarse mediante diversos cuidados como su estimulación con Factores de Crecimiento Plaquetar.
La elastina es una proteína del tejido conjuntivo con funciones estructurales que confiere elasticidad a los tejidos, a diferencia del colágeno que proporciona principalmente resistencia. Se encuentra presente de manera natural en nuestro cuerpo. La elastina juega un papel importante dentro de la firmeza y flexibilidad de la piel. Es al final de la adolescencia cuando el cuerpo comienza a dejar de producir elastina de manera propia. Se trata de un polímero con gran capacidad de expansión que recuerda ligeramente a una goma elástica. La elastina se encuentra presente en todos los vertebrados.Es importante también en la capacidad de los cuerpos de los vertebrados para soportar esfuerzos, y aparece en mayores concentraciones donde se requiere almacenar energía elástica.

Sería muy bueno encontrar un secreto mágico para mantenerse joven y librarse de los trastornos que acontecen con la edad, el realismo más puro nos hace ver que ese remedio en realidad no existe, pero lo que sí existe son las sustancias que permiten aminorar la visibilidad de la acumulación de años.

Existen diversas recomendaciones para preservar la tasa de elastina en el cuerpo, entre las que se incluyen el evitar la exposición al sol, alejarse del cigarrillo y el prestar especial atención a los alimentos que se ingieren con objeto de decidirse por aquellos que favorecen a la elastina y estimular su acción con tratamientos con Factores de Crecimiento Plaquetar.
El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada a disociar los 2 átomos que componen el gas de oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno (O2), formando moléculas de Ozono (O3).

A temperatura y presión ambientales el ozono es un gas de olor acre y generalmente incoloro, pero en grandes concentraciones puede volverse ligeramente azulado. Si se respira en grandes cantidades, puede provocar una irritación en los ojos y / o garganta, la cual suele ocurrir después de respirar aire fresco por algunos minutos.

El ozono tiene varias aplicaciones en el campo de la medicina , constituyendo la ozonoterapia . Los efectos del ozono sobre el organismo se pueden resumir en los siguientes puntos:

- Tonifica y refuerza las paredes estomacales, previniendo úlceras y otros trastornos digestivos.

- Actúa sobre los agentes causantes de la acidez y mal aliento, neutralizando los mismos con rapidez.

- Alto poder cicatrizante, reduciendo considerablemente el tiempo de curación de llagas, heridas y úlceras, así como el riesgo de infección.

- Elimina las bacterias productoras de caries, sin afectar el esmalte, contribuyendo de esta forma a una mejor higiene dental.

- Disolver totalmente el ácido úrico.

- Actúa sobre centros nerviosos disminuyendo las tensiones y la sensación de angustia.

- La acción germicida y antitóxico del ozono, permite la realización de desinfecciones del organismo.

- Tratamiento de enfermedades respiratorias (asma, afecciones bronquiales, tosferina), afecciones cutáneas (llagas, úlceras úlceras, varicosas, etc.) Y enfermedades del aparato digestivo.
La poliartritis es uno de los cuadros clínicos más importantes en reumatología, ya que se puede presentar en la mayoría de enfermedades reumáticas inflamatorias de una articulación y se caracteriza por la presencia de dolor, limitación de movimientos, hinchazón de las articulaciones y calor local.
En biología, un virus (del latín virus, «toxina» o «veneno») es un agente infeccioso microscópico que sólo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos.

Los virus infectan todos los tipos de organismos, desde animales y plantas, hasta bacterias y arqueas. Los virus son demasiado pequeños para poder ser observados con la ayuda de un microscopio óptico, por lo que se dice que son submicroscópicos; aunque existen excepciones entre los Virus nucleocitoplasmáticos de ADN de gran tamaño, tales como el Megavirus chilensis, el cual se logra ver a traves de microscopía óptica.
Son organismos de dimensiones microscópicas (algunas especies requieren grandes aumentos para poder ser observadas) que están muy difundidos por todo tipo de medios naturales, incluso los más extremos, como las fuentes termales, los lagos salados y los ambientes sin nada de oxígeno . Son unicelulares que clásicamente pertenece al reino Monera. Es el reino más primitivo de todos, y agrupa a las formas de vida más sencillas: los procariotas. Su nombre proviene de las palabras griegas pro (antes) y karyos (núcleo), es decir, "antes del núcleo", referente a la falta de membrana nuclear, principal diferencia con los organismos eucariotas.

Su estudio constituye, hoy día, una rama independiente de la biología, la bacteriología, de gran interés industrial y médico.
Las células madre son la materia prima del cuerpo; a partir de ellas se generan todas las demás células con funciones especializadas. Bajo las condiciones adecuadas en el cuerpo o en un laboratorio, las células madre se dividen para formar más células llamadas células hijas.

Estas células hijas se convierten en nuevas células madre (autorrenovación) o en células especializadas (diferenciación) con una función más específica, como células sanguíneas, células cerebrales, células del músculo cardíaco o células óseas. Ninguna otra célula del cuerpo tiene la capacidad natural de generar nuevos tipos de células.
Las citoquinas son un tipo de moléculas señalizadoras que son utilizadas ampliamente en la comunicación celular.

Son capaces de comunicarse entre sí una vez se han activado.

El término citoquina agrupa una gran y diversa familia de reguladores polipeptídicos producidos ampliamente por todo el cuerpo. Son proteínas, péptidos o glicoproteínas.
Las plaquetas son orgánulos que tenemos todos en nuestra sangre, y que juegan un papel primordial en la reparación y regeneración natural de los tejidos lesionados, al contener gránulos llenos de sustancias químicas que, cuando se liberan, dirigen la compleja cascada de estímulos que movilizarán la respuesta reparadora y el tejido lesionado acabará curando.
Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica, que junto con las hormonas y los neurotransmisores tienen una función clave en la comunicación celular, que promueven el desarrollo de los tejidos.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se obtiene de la sangre del mismo paciente tras concentrar y romper las plaquetas sanguíneas, desprendiendo así los factores de crecimiento que estas plaquetas contienen.

La función de los factores de crecimiento no sólo es la de estimular la proliferación celular mediante la regulación del ciclo celular iniciando la mitosis, sino también mantener la supervivencia celular, estimular la migración celular, la diferenciación celda celular e incluso la apoptosis.
La inflamación o edema es la forma de manifestarse de muchas enfermedades.

Es una respuesta del organismo ante cualquier agresión del medio, lesión o invasión de bacterias que sirve para dirigir ciertos mecanismos de defensa hacia el punto en el que se localiza el malestar. Mediante este fenómeno aumenta el aporte de sangre que permite que los glóbulos blancos traspasen los vasos sanguíneos y se dirijan a la zona afectada con más facilidad para destruir posibles microorganismos invasores.

La respuesta inflamatoria surge con el fin defensivo de aislar y destruir al agente nocivo, así como reparar el tejido dañado.
El cartílago es un tejido que hace de amortiguador, protege los extremos de los huesos y favorece el movimiento de la articulación. Cuando el cartílago se desgasta va perdiendo elasticidad y fuerza, llegando a provocar un mal funcionamiento de la articulación.

Como consecuencia, aparece el dolor y la dificultad para moverse.
Hay diferentes tipos de articulaciones y se clasifican, dependiendo del tejido que las une, en fibrosas, cartilaginosas o sinoviales.

La articulación está compuesta por tejido cartilaginoso, situado en los extremos de los huesos, que es más blando y con la superficie lisa. De este modo, un extremo puede deslizarse sobre el extremo del otro hueso. En medio de los huesos que forman las articulaciones está la bolsa sinovial, que está llena de líquido sinovial. Su función es la de actuar como almohada y facilitar el movimiento. Esta bolsa soporta durante todo el día el peso del cuerpo y la fuerza del movimiento, por lo que, a medida que pasa el día se va aplastando, pero durante las horas que estamos durmiendo se va recuperando y al día siguiente ya lo está completamente y dispuesta a volver a trabajar todo el día.

Para unir los huesos que forman las articulaciones hay unas tiras elásticas que ayudan a mantener la superficie de contacto entre ellos y limitar la amplitud del movimiento de forma que los huesos se mantengan en su lugar. Son los ligamentos.
Las arrugas son el resultado del proceso normal del envejecimiento del tejido cutáneo, y de la gesticulación repetida. Por eso no todas las arrugas de la cara son iguales: unas se forman por los movimientos repetitivos de la musculatura facial (arrugas de expresión), y otros se generan con el paso del tiempo al modificarse la red del tejido cutáneo.

Arrugas de expresión:
En todo momento nos expresamos realizando movimientos que provocan la contracción y relajación de las células de la dermis y de los fibroblastos. Con la repetición de estos movimientos faciales, la piel pierde la capacidad de volver a su estado original, o sea, los fibroblastos ya no se relajan, de modo que el tejido cutáneo queda contraído, formándose la arruga de expresión permanente .
 
Estas arrugas se empiezan a notar a partir de los 30 años y con el paso del tiempo se hacen más profundas y visibles. Las zonas donde hay más arrugas de este tipo son: frente, alrededor de los ojos ("patas de gallo"), alrededor de la nariz y sobre el labio superior ("código de barras").

Arrugas generadas por el paso del tiempo:
- Arruga de trama - en una piel joven el estrato córneo está formado por una trama de líneas que se cruzan de manera ordenada, creando formas romboidales. Con los años se pierde este entramado, y se desordena, de manera que se forman las arrugas.
- Arrugas de laxitud - con la edad la piel pierde turgencia, y se forman pliegues por relajación musculocutáneo.
- Arrugas de posición - con el envejecimiento, las fibras de colágeno y elastina se
degeneran, de modo que los pliegues del tejido cutáneo no tienen capacidad de volver a su estado original.

Causas de la formación de las arrugas
La causa exacta de la formación de una arruga no se conoce, pero se puede hablar de causas extrínsecas e intrínsecas

>>> Causas extrínsecas
Son todos los factores externos al organismo que favorecen la aparición de las arrugas. De estas causas la que hace más daño a la piel es la radiación solar . La radiación ultravioleta B penetra hasta la dermis, haciendo que desaparezcan las papilas dérmicas y disminuyendo la regeneración celular. La radiación ultravioleta A llega hasta la zona más profunda de la dermis, provocando daños al colágeno y elastina. Todos estos efectos nocivos de la radiación solar sobre la piel es lo que se llama fotoenvejecimiento , que deja la piel flácida y con arrugas muy marcadas.

>>> Causas intrínsecas
Estas causas son las que dependen de la morfología de la piel y del propio envejecimiento del organismo, debido al paso del tiempo. Dentro de estas causas están:
- Contracción cutánea - los músculos faciales se contraen y relajan continuamente. Cuando las contracciones se hacen indefinidas y no se relajan es cuando se forman las arrugas de expresión.
- Envejecimiento cronológico - con el paso del tiempo la piel pierde la capacidad de soporte, las fibras de colágeno se degeneran, los glucosaminoglicanos pierden la capacidad de retener agua, por lo que la piel pierde densidad y las fibras de elastina se disponen al azar, lo que hace disminuir la elasticidad de la piel. Todo ello favorece la aparición de las arrugas.
- Envejecimiento hormonal - los cambios hormonal también se notan en la piel, ya que hacen que disminuya la cantidad y calidad de las fibras de colágeno.
Las células madre son la materia prima del cuerpo; a partir de ellas se generan todas las demás células con funciones especializadas. Bajo las condiciones adecuadas en el cuerpo o en un laboratorio, las células madre se dividen para formar más células llamadas células hijas.

Estas células hijas se convierten en nuevas células madre (autorrenovación) o en células especializadas (diferenciación) con una función más específica, como células sanguíneas, células cerebrales, células del músculo cardíaco o células óseas. Ninguna otra célula del cuerpo tiene la capacidad natural de generar nuevos tipos de células.
Las citoquinas son un tipo de moléculas señalizadoras que son utilizadas ampliamente en la comunicación celular.

Son capaces de comunicarse entre sí una vez se han activado.

El término citoquina agrupa una gran y diversa familia de reguladores polipeptídicos producidos ampliamente por todo el cuerpo. Son proteínas, péptidos o glicoproteínas.
Un preparado autólogo se refiere a un preparado obtenido de la sangre del propio paciente.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios clasifica el 'plasma autólogo y sus fracciones, componentes o derivados' como medicamento de uso humano, y, el hecho de obtenerlo mediante una técnica u otra, no cambia su consideración como tal medicamento de uso humano.
Las plaquetas son orgánulos que tenemos todos en nuestra sangre, y que juegan un papel primordial en la reparación y regeneración natural de los tejidos lesionados, al contener gránulos llenos de sustancias químicas que, cuando se liberan, dirigen la compleja cascada de estímulos que movilizarán la respuesta reparadora y el tejido lesionado acabará curando.
Una enfermedad crónica es una enfermedad que no se cura en un tiempo corto, definido habitualmente en tres meses.

Las enfermedades crónicas son enfermedades que no ponen en riesgo la vida de la persona a corto plazo, por lo que no son emergencias médicas. Sin embargo, pueden ser extremadamente serias, y algunas de ellas, como por ejemplo determinados tipos de cáncer, causan una muerte segura.

Las enfermedades crónicas también incluyen todos los trastornos en los que un síntoma existe continuadamente, y, aunque no ponen en riesgo la salud física de la persona, son extremadamente incómodas, perturbando la calidad de vida y las actividades de los enfermos. Este último caso incluye los síndromes dolorosos.

Muchas enfermedades crónicas son asintomáticas o casi asintomáticas gran parte del tiempo, pero se caracterizan por episodios agudos peligrosos y / o muy incómodas.
Es un tratamiento que se aplica directa y localmente en la zona dañada. Utilizando este mecanismo natural del organismo, los bio estimuladores son capaces de desencadenar una respuesta aguda para equilibrar el nivel sistémico mediante el estímulo hipofisario. A todo este proceso le llamamos bio estimulación. La respuesta que se genera con este tratamiento le confiere una notable inocuidad.
Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica, que junto con las hormonas y los neurotransmisores tienen una función clave en la comunicación celular, que promueven el desarrollo de los tejidos.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se obtiene de la sangre del mismo paciente tras concentrar y romper las plaquetas sanguíneas, desprendiendo así los factores de crecimiento que estas plaquetas contienen.

La función de los factores de crecimiento no sólo es la de estimular la proliferación celular mediante la regulación del ciclo celular iniciando la mitosis, sino también mantener la supervivencia celular, estimular la migración celular, la diferenciación celular e incluso la apoptosis.
Es un tratamiento que se aplica directa y localmente en la zona dañada. Utilizando este mecanismo natural del organismo, los bio estimuladores son capaces de desencadenar una respuesta aguda para equilibrar el nivel sistémico mediante el estímulo hipofisario. A todo este proceso le llamamos bio estimulación. La respuesta que se genera con este tratamiento le confiere una notable inocuidad.
Si la isquemia es muy grave puede llegar a la anoxia lo que implica que los tejidos de esta región no podrán contar con la energía necesaria para sobrevivir. De esta manera, el tejido muere. Cada tejido tiene un nivel diferente de tolerancia a la falta de oxígeno.
La enfermedad arterial periférica es un trastorno común y una causa importante de morbilidad y mortalidad. La mayoría de los pacientes están gravemente afectados, y sufren dolor en reposo, úlceras o gangrena. Se les da un diagnóstico de isquemia crítica de las extremidades (CLI).

Estos pacientes tienen un especial mal pronóstico, con altas tasas de amputación de extremidades y mortalidad.
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células para suministrar energía. En la diabetes tipo 1 , el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2 , el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la llamada diabetes gestacional.
El colesterol es una sustancia presente en los tejidos animales exclusivamente , por lo que no se encuentra en vegetales ni sus derivados.

El organismo utiliza al colesterol como materia prima para la síntesis de membranas celulares, sales biliares y vitaminas y hormonas fundamentales para la vida de nuestras células.

El colesterol circula ligado a diferentes lipoproteínas de nuestra sangre, donde podemos distinguir a grandes rasgos, un colesterol bueno que es el HDL, y un colesterol malo denominado LDL. El HDL ayuda a limpiar la pared interna de los vasos arteriales, y las LDL son las que favorecen el depósito y generación de la placa de ateroma que termina por obstruir las arterias.

Lo niveles de colesterol LDL, se ha demostrado fehacientemente, se asocian a mayor riesgo de enfermedad cardiovascular especialmente infarto, y por otro lado las HDL tendrían un rol protector de estas patologías que en nuestro país representan la primera causa de muerte, y donde cada vez más adultos jóvenes, y también adolescentes y niños se ha visto son portadores de esta enfermedad y de sus riesgos.
En la Enciclopedia Catalana se define la obesidad como la acumulación excesiva de grasa que provoca un aumento del peso corporal.

Es una enfermedad crónica multifactorial, fruto de la interacción de factores genéticos y ambientales, que se caracteriza por un exceso de grasa corporal (tejido adiposo).
Las heridas que causan las úlceras pueden ser provocadas por una amplia variedad de factores, pero la causa principal subyacente es el deterioro de la circulación sanguínea. Especialmente, las heridas crónicas y úlceras son provocadas por la circulación pobre.
Se distinguen varios tipos según su origen: por fricción, por presión o mixtas.
En nuestra sociedad la práctica deportiva es habitual y no únicamente por los deportistas de élite. El tenis, el golf, el fútbol, el ciclismo, el baloncesto o correr forman parte de nuestra vida cotidiana y por lo tanto podemos estar todos expuestos a sufrir en cualquier momento una lesión "deportiva".

Las lesiones pueden pasar por diferentes motivos: accidentes, mala práctica de entrenamiento, uso inadecuado del material y equipos, deficiente condición física, ejercicios de calentamiento o estiramiento mal realizados, exceso de ejercicio, etc.
Los tendones son una parte del músculo, de consistencia fuerte y que unen los músculos con los huesos. Están formados principalmente por fibras de colágeno de tipo I. Los tendones pueden inflamarse causando las tendinitis.

Los tendones de alrededor de la rodilla pueden inflamarse tras algún sobreesfuerzo o de algún traumatismo.

Cuando la tendinitis se localiza en el hombro, típico de nadadores, tenistas y lanzadores de pesas son provocados en general por los movimientos repetitivos con levantamiento del brazo por encima de la cabeza puede provocar el desgarro e inflamación de los músculos del hombro.
Un ligamento es un tejido resistente que une diferentes estructuras anatómicas. En el caso de los ligamentos articulares, son los que unen y estabilizan los huesos entre sí en las articulaciones, permiten el movimiento natural y restringen aquellos movimientos anatómicamente anormales, impidiendo lesiones.

El ligamento se puede romper con un sobre esfuerzo intenso como, por ejemplo, en una caída o un golpe muy fuerte.
Un esguince es rasgado, distensión o estiramiento excesivo de un ligamento. Normalmente se debe a un movimiento brusco, caída, golpe o una fuerte torsión de la articulación, que hace superar su amplitud normal. También se denomina "torçament" o "torçadura" en lenguaje común.

Los esguinces causan dolor, inflamación y restricción funcional. Se distingue entre esguinces benignos, cuando los ligamentos están sólo distendidos, y esguinces graves, cuando ha habido una ruptura de ligamentos.
El menisco es una estructura fibrocartilaginosas en forma de media luna que, sólo llena parcialmente la cavidad de la articulación. Los meniscos de la rodilla (interno y externo) son dos piezas que actúan como cojinetes entre la tibia y el fémur.

Su función es aumentar la superficie de contacto entre los elementos de la articulación y disipar el peso del cuerpo, así como dar estabilidad a la rodilla. De esta forma se reduce la fricción de los cartílagos articulares y evita que sufran un desgaste excesivo durante el movimiento.

Los meniscos se pueden romper por una flexión o torsión excesiva y brusca de la rodilla. Este es el caso de las lesiones deportivas y las roturas en personas jóvenes.

Con la edad, el tejido degenera y pierde resistencia, de forma que puede romperse por un traumatismo menor, por ejemplo al levantarse bruscamente desde la posición de agacharse. Este es el tipo de rotura más frecuente en mayores de 45 años.
La epicondilitis (también llamada 'codo de tenista') es una inflamación del epicóndilo (prominencia ósea que está situada en la parte externa del húmero) y de los tendones que se insertan.

Es habitual en los que practican tenis o pádel, pero también en jugadores de golf, baloncesto y béisbol.

Es un síndrome producida por sobrecarga sobre los músculos del antebrazo. El síntoma característico es dolor en la cara externa del codo acompañado de dolor y dificultad para realizar movimientos de la muñeca y del antebrazo.
La fascia plantar es un tejido grueso y elástico en la planta del pie, que va desde el talón hasta la zona debajo de los dedos.

La inflamación de esta estructura es lo que conocemos como fascitis plantar. Designa un cuadro de síntomas inespecíficos en la planta del pie, sobre todo en la parte del talón y en la zona media del pie.
Las citoquinas son un tipo de moléculas señalizadoras que son utilizadas ampliamente en la comunicación celular.

Son capaces de comunicarse entre sí una vez se han activado.

El término citoquina agrupa una gran y diversa familia de reguladores polipeptídicos producidos ampliamente por todo el cuerpo. Son proteínas, péptidos o glicoproteínas.
Las plaquetas son orgánulos que tenemos todos en nuestra sangre, y que juegan un papel primordial en la reparación y regeneración natural de los tejidos lesionados, al contener gránulos llenos de sustancias químicas que, cuando se liberan, dirigen la compleja cascada de estímulos que movilizarán la respuesta reparadora y el tejido lesionado acabará curando.

Las células madre son la materia prima del cuerpo; a partir de ellas se generan todas las demás células con funciones especializadas. Bajo las condiciones adecuadas en el cuerpo o en un laboratorio, las células madre se dividen para formar más células llamadas células hijas.

Estas células hijas se convierten en nuevas células madre (autorrenovación) o en células especializadas (diferenciación) con una función más específica, como células sanguíneas, células cerebrales, células del músculo cardíaco o células óseas. Ninguna otra célula del cuerpo tiene la capacidad natural de generar nuevos tipos de células.
En algunos tipos de artritis, como la artritis reumatoide, el sistema inmunológico confunde los tejidos propios del cuerpo con tejidos extraños y responde con la inflamación. La inflamación no se puede controlar, lo que trae como consecuencia un mayor daño de los tejidos.

La artritis reumatoide es un trastorno inflamatorio crónico que puede afectar no sólo a las articulaciones sino a otras partes del cuerpo como la piel, los ojos, los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos. Este daño es causado por la inflamación asociada a la artritis reumatoide. Se trata de un trastorno autoinmunitario.

A diferencia del daño por desgaste de la osteoartritis, la artritis reumatoide afecta al revestimiento de las articulaciones y causa una hinchazón dolorosa que puede finalmente causar la erosión ósea y la deformidad de las articulaciones.

Sin el tratamiento adecuado, esto puede resultar en un ciclo destructivo de inflamación y daño. El daño causado por la inflamación puede cambiar los huesos y otros tejidos de las articulaciones en afectar la forma de los mismos y ocasionar dolor y dificultad al hacer movimientos.