Artritis

La Artritis es la inflamación de una o varias articulaciones, y se caracteriza por producir dolor, rigidez, hinchazón y dificultades para mover las articulaciones. artritis afecta més de quatre articulacions es diu que presenta una poliartritis. Cuando en una persona la Artritis afecta a más de cuatro articulaciones se dice que presenta una poliartritis. La poliartritis es uno de los cuadros clínicos más importantes en reumatología, ya que se puede presentar en la mayoría de enfermedades reumáticas inflamatorias de una articulación caracterizada por dolor, limitación de movimientos, hinchazón de las articulaciones y calor local.

La inflamación en la articulación se desencadena con el objetivo defensivo de aislar y destruir al agente nocivo, así como reparar el tejido dañado.

Las Artritis pueden manifestarse en personas de todas las edades, desde niños hasta adultos.

Algunos tipos de Artritis pueden curarse pero muchos son crónicos y requieren tratamientos continuados.

La artritis reumatoide es la enfermedad más frecuente. Ocasiona poliartritis crónica, y afecta a una de cada doscientas personas. Se da sobre todo entre las mujeres, y suele aparecer entre los 45 y los 55 años.

La inflamación de la articulación puede ser debida a:
- Una enfermedad autoinmune cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error al tejido sano.
- Una fractura ósea.
- Una infección en la articulación, generalmente por bacterias o virus.

Hay que tener en cuenta que es diferente de la Artrosis, ya que ésta se corresponde con un trastorno degenerativo de la articulación.

Los factores medioambientales, como la humedad y el clima, no desencadenan la Artritis pero pueden contribuir a que se note más el dolor en las articulaciones dañadas.

En CEMU valoramos caso por caso y aplicamos el tratamiento más conveniente, según el criterio y experiencia médicos, según el grado de la enfermedad, su evolución, la edad del paciente, etc.

MEDICINA REGENERATIVA:
En general las terapias de Medicina Regenerativa, son la mejor opción. Estos tratamientos aplican los principios de la generación de sustitutos biológicos para mantener, restaurar o mejorar la función de órganos y tejidos en el cuerpo humano.
OZONOTERAPIA:
A las características del ozono de oxigenación y immunoregulació, podemos entender que es capaz de promover la regeneración de diferentes tipos de tejidos, por lo que resulta de gran utilidad en la cicatrización de lesiones de difícil curación, en ulceraciones de diversos tipos , en los tejidos articulares, en tejidos de sostén, en medicina estética, etc.

 

 

Pl. Comte Guifré, nº. 1, Local 3 Vapor Gran | 08221 | TERRASSA
Tel. 937 885 395 | Móv. 663 177 417 | info@cemu.cat
Web Mèdic Acreditat. Veure més informació
nº Sanidad: ED8689599 |
Aviso Legal
Aviso Legal

La presente información y aviso (en adelante, el "Aviso Legal") regula el uso del servicio de acceso y utilización de la Web www.cemu.cat.

CEMU Centre Mèdic Utset, como responsable de la Web informa que tiene su domicilio social en Pl. Compte Guifré, nº 1, local 3; con CIF número B64524309 e inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona: Tomo 39563, Folio 207, Hoja B350570.

La utilización de la Web atribuye la condición de usuario de la Web (en adelante, el "Usuario") e implica la aceptación plena de todas y cada una de las disposiciones incluidas en este Aviso Legal en la versión publicada por CEMU Centre Mèdic Utset en el momento mismo en que el Usuario acceda a la Web. CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a modificar unilateralmente, en cualquier momento y sin previo aviso, la presentación y configuración de los contenidos y los servicios de la Web, así como las condiciones requeridas para su utilización cuando ello sea conveniente para su mejor prestación.

El contenido de la presente Web está protegido por las leyes de propiedad intelectual.

Dichos contenidos deberán ser usados de forma correcta y lícita por el usuario. No podrán usarse los contenidos de forma contraria a la ley, a la moral o a las buenas costumbres aceptadas en orden público.

Esta Web puede establecer enlaces a otras páginas Web que pertenecen a terceros sobre los que CEMU Centre Mèdic Utset no tiene control alguno, no asumiendo responsabilidad alguna ni compromiso sobre la información contenida en estas páginas ni de los servicios o productos que en ellas se incluya o se ofrezca.

Está prohibida la transmisión de cualquier tipo de datos que usted pueda realizar a esta Web, o a otros pertenecientes a terceros cuyos links podrá encontrar dentro de esta Web, que atente contra los derechos de propiedad de terceros, sean obscenos, pornográficos, difamatorios, de carácter amenazador o material que pueda ser considerado delito o falta en virtud del vigente Código Penal. Queda prohibida la reproducción, copia, distribución, transformación o modificación de contenidos (textos, imágenes, voces o estructura) a menos que se cuente con la autorización expresa y por escrito del titular de los derechos adquiridos.

El usuario se compromete a utilizar la Web de conformidad con la ley, el presente Aviso Legal, y demás avisos, reglamentos de uso e instrucciones puestos en su conocimiento, así como con la moral y las buenas costumbres generalmente aceptadas y el orden público y se abstendrá de utilizar la Web con fines o efectos ilícitos, prohibidos en el presente Aviso Legal, lesivos de los derechos e intereses de terceros.

CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a denegar o retirar el acceso a la Web, en cualquier momento y sin necesidad de preaviso, a aquellos usuarios que incumplan las presentes Condiciones Generales.

De conformidad con la Ley Orgánica de Protección de Datos de 15/1999 de 13 de diciembre, le comunicamos que la finalidad de este sitio web no es la recogida de datos de los usuarios. No obstante lo anterior procede a la recogida de datos personales mediante formularios para prestarle determinados servicios como contactar, responder a una consulta o envío de documentación. Le informamos asimismo que el usuario puede en cualquier momento ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con relación a sus datos personales si fuera el caso o bien realizando un escrito a tal efecto y remitiéndolo a info@cemu.cat o a la dirección postal de nuestra entidad.
| Política de privacidad | Fecha Actualización: 17-06-2019
Células o tejidos de un mismo individuo; un trasplante autólogo consiste en un mismo individuo como donante y como receptor
Aunque se le conoce por su utilización en cremas o tratamientos de belleza, el colágeno es una molécula proteica o proteína que forma fibras, las fibras colágenas. Es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que envuelve y protege nuestros músculos y órganos vitales.. Estas se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Como todas las proteínas, el colágeno está constituido por largas cadenas de aminoácidos. En el colágeno, estas cadenas se enrollan y enlazan entre sí originando gruesos cordones llamados fibras que aportan resistencia y flexibilidad a nuestros tejidos.

Las fibras colágenas son flexibles, pero ofrecen gran resistencia a la tracción. El punto de rotura de las fibras colágenas de los tendones humanos se alcanza con una fuerza de varios cientos de kilogramos por centímetro cuadrado. A esta tensión solamente se han alargado un pequeño porcentaje de su longitud original.
Cuando el colágeno se desnaturaliza por ebullición y se deja enfriar, manteniéndolo en una solución acuosa, se convierte en una sustancia muy conocida, la gelatina.

Con el paso del tiempo, la producción de esta proteína por parte de las células que la generan se reduce. A los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia, con el consecuente envejecimiento y pérdida de flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. Este envejecimiento puede ralentizarse mediante diversos cuidados como su estimulación con Factores de Crecimiento Plaquetar.
La elastina es una proteína del tejido conjuntivo con funciones estructurales que confiere elasticidad a los tejidos, a diferencia del colágeno que proporciona principalmente resistencia. Se encuentra presente de manera natural en nuestro cuerpo. La elastina juega un papel importante dentro de la firmeza y flexibilidad de la piel. Es al final de la adolescencia cuando el cuerpo comienza a dejar de producir elastina de manera propia. Se trata de un polímero con gran capacidad de expansión que recuerda ligeramente a una goma elástica. La elastina se encuentra presente en todos los vertebrados.Es importante también en la capacidad de los cuerpos de los vertebrados para soportar esfuerzos, y aparece en mayores concentraciones donde se requiere almacenar energía elástica.

Sería muy bueno encontrar un secreto mágico para mantenerse joven y librarse de los trastornos que acontecen con la edad, el realismo más puro nos hace ver que ese remedio en realidad no existe, pero lo que sí existe son las sustancias que permiten aminorar la visibilidad de la acumulación de años.

Existen diversas recomendaciones para preservar la tasa de elastina en el cuerpo, entre las que se incluyen el evitar la exposición al sol, alejarse del cigarrillo y el prestar especial atención a los alimentos que se ingieren con objeto de decidirse por aquellos que favorecen a la elastina y estimular su acción con tratamientos con Factores de Crecimiento Plaquetar.
Aunque se le conoce por su utilización en cremas o tratamientos de belleza, el colágeno es una molécula proteica o proteína que forma fibras, las fibras colágenas. Es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que envuelve y protege nuestros músculos y órganos vitales.. Estas se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Como todas las proteínas, el colágeno está constituido por largas cadenas de aminoácidos. En el colágeno, estas cadenas se enrollan y enlazan entre sí originando gruesos cordones llamados fibras que aportan resistencia y flexibilidad a nuestros tejidos.

Las fibras colágenas son flexibles, pero ofrecen gran resistencia a la tracción. El punto de rotura de las fibras colágenas de los tendones humanos se alcanza con una fuerza de varios cientos de kilogramos por centímetro cuadrado. A esta tensión solamente se han alargado un pequeño porcentaje de su longitud original.
Cuando el colágeno se desnaturaliza por ebullición y se deja enfriar, manteniéndolo en una solución acuosa, se convierte en una sustancia muy conocida, la gelatina.

Con el paso del tiempo, la producción de esta proteína por parte de las células que la generan se reduce. A los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia, con el consecuente envejecimiento y pérdida de flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. Este envejecimiento puede ralentizarse mediante diversos cuidados como su estimulación con Factores de Crecimiento Plaquetar.
La elastina es una proteína del tejido conjuntivo con funciones estructurales que confiere elasticidad a los tejidos, a diferencia del colágeno que proporciona principalmente resistencia. Se encuentra presente de manera natural en nuestro cuerpo. La elastina juega un papel importante dentro de la firmeza y flexibilidad de la piel. Es al final de la adolescencia cuando el cuerpo comienza a dejar de producir elastina de manera propia. Se trata de un polímero con gran capacidad de expansión que recuerda ligeramente a una goma elástica. La elastina se encuentra presente en todos los vertebrados.Es importante también en la capacidad de los cuerpos de los vertebrados para soportar esfuerzos, y aparece en mayores concentraciones donde se requiere almacenar energía elástica.

Sería muy bueno encontrar un secreto mágico para mantenerse joven y librarse de los trastornos que acontecen con la edad, el realismo más puro nos hace ver que ese remedio en realidad no existe, pero lo que sí existe son las sustancias que permiten aminorar la visibilidad de la acumulación de años.

Existen diversas recomendaciones para preservar la tasa de elastina en el cuerpo, entre las que se incluyen el evitar la exposición al sol, alejarse del cigarrillo y el prestar especial atención a los alimentos que se ingieren con objeto de decidirse por aquellos que favorecen a la elastina y estimular su acción con tratamientos con Factores de Crecimiento Plaquetar.
El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada a disociar los 2 átomos que componen el gas de oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno (O2), formando moléculas de Ozono (O3).

A temperatura y presión ambientales el ozono es un gas de olor acre y generalmente incoloro, pero en grandes concentraciones puede volverse ligeramente azulado. Si se respira en grandes cantidades, puede provocar una irritación en los ojos y / o garganta, la cual suele ocurrir después de respirar aire fresco por algunos minutos.

El ozono tiene varias aplicaciones en el campo de la medicina , constituyendo la ozonoterapia . Los efectos del ozono sobre el organismo se pueden resumir en los siguientes puntos:

- Tonifica y refuerza las paredes estomacales, previniendo úlceras y otros trastornos digestivos.

- Actúa sobre los agentes causantes de la acidez y mal aliento, neutralizando los mismos con rapidez.

- Alto poder cicatrizante, reduciendo considerablemente el tiempo de curación de llagas, heridas y úlceras, así como el riesgo de infección.

- Elimina las bacterias productoras de caries, sin afectar el esmalte, contribuyendo de esta forma a una mejor higiene dental.

- Disolver totalmente el ácido úrico.

- Actúa sobre centros nerviosos disminuyendo las tensiones y la sensación de angustia.

- La acción germicida y antitóxico del ozono, permite la realización de desinfecciones del organismo.

- Tratamiento de enfermedades respiratorias (asma, afecciones bronquiales, tosferina), afecciones cutáneas (llagas, úlceras úlceras, varicosas, etc.) Y enfermedades del aparato digestivo.
Hay diferentes tipos de articulaciones y se clasifican, dependiendo del tejido que las une, en fibrosas, cartilaginosas o sinoviales.

La articulación está compuesta por tejido cartilaginoso, situado en los extremos de los huesos, que es más blando y con la superficie lisa. De este modo, un extremo puede deslizarse sobre el extremo del otro hueso. En medio de los huesos que forman las articulaciones está la bolsa sinovial, que está llena de líquido sinovial. Su función es la de actuar como almohada y facilitar el movimiento. Esta bolsa soporta durante todo el día el peso del cuerpo y la fuerza del movimiento, por lo que, a medida que pasa el día se va aplastando, pero durante las horas que estamos durmiendo se va recuperando y al día siguiente ya está completamente recuperada y dispuesta a volver a trabajar todo el día.

Para unir los huesos que forman las articulaciones hay unas tiras elásticas que ayudan a mantener la superficie de contacto entre los huesos y en limitar la amplitud del movimiento, de forma que los huesos se mantengan en su lugar. Son los ligamentos.
Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica, que junto con las hormonas y los neurotransmisores tienen una función clave en la comunicación celular, que promueven el desarrollo de los tejidos.

El plasma rico en citoquinas (PRC) se obtiene de la sangre del propio paciente.
Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica, que junto con las hormonas y los neurotransmisores tienen una función clave en la comunicación celular, que promueven el desarrollo de los tejidos.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se obtiene de la sangre del mismo paciente tras concentrar y romper las plaquetas sanguíneas, desprendiendo así los factores de crecimiento que estas plaquetas contienen.

La función de los factores de crecimiento no sólo es la de estimular la proliferación celular mediante la regulación del ciclo celular iniciando la mitosis, sino también mantener la supervivencia celular, estimular la migración celular, la diferenciación celda celular e incluso la apoptosis.
Las arrugas son el resultado del proceso normal del envejecimiento del tejido cutáneo, y de la gesticulación repetida. Por eso no todas las arrugas de la cara son iguales: unas se forman por los movimientos repetitivos de la musculatura facial (arrugas de expresión), y otros se generan con el paso del tiempo al modificarse la red del tejido cutáneo.

Arrugas de expresión:
En todo momento nos expresamos realizando movimientos que provocan la contracción y relajación de las células de la dermis y de los fibroblastos. Con la repetición de estos movimientos faciales, la piel pierde la capacidad de volver a su estado original, o sea, los fibroblastos ya no se relajan, de modo que el tejido cutáneo queda contraído, formándose la arruga de expresión permanente .
 
Estas arrugas se empiezan a notar a partir de los 30 años y con el paso del tiempo se hacen más profundas y visibles. Las zonas donde hay más arrugas de este tipo son: frente, alrededor de los ojos ("patas de gallo"), alrededor de la nariz y sobre el labio superior ("código de barras").

Arrugas generadas por el paso del tiempo:
- Arruga de trama - en una piel joven el estrato córneo está formado por una trama de líneas que se cruzan de manera ordenada, creando formas romboidales. Con los años se pierde este entramado, y se desordena, de manera que se forman las arrugas.
- Arrugas de laxitud - con la edad la piel pierde turgencia, y se forman pliegues por relajación musculocutáneo.
- Arrugas de posición - con el envejecimiento, las fibras de colágeno y elastina se
degeneran, de modo que los pliegues del tejido cutáneo no tienen capacidad de volver a su estado original.

Causas de la formación de las arrugas
La causa exacta de la formación de una arruga no se conoce, pero se puede hablar de causas extrínsecas e intrínsecas

>>> Causas extrínsecas
Son todos los factores externos al organismo que favorecen la aparición de las arrugas. De estas causas la que hace más daño a la piel es la radiación solar . La radiación ultravioleta B penetra hasta la dermis, haciendo que desaparezcan las papilas dérmicas y disminuyendo la regeneración celular. La radiación ultravioleta A llega hasta la zona más profunda de la dermis, provocando daños al colágeno y elastina. Todos estos efectos nocivos de la radiación solar sobre la piel es lo que se llama fotoenvejecimiento , que deja la piel flácida y con arrugas muy marcadas.

>>> Causas intrínsecas
Estas causas son las que dependen de la morfología de la piel y del propio envejecimiento del organismo, debido al paso del tiempo. Dentro de estas causas están:
- Contracción cutánea - los músculos faciales se contraen y relajan continuamente. Cuando las contracciones se hacen indefinidas y no se relajan es cuando se forman las arrugas de expresión.
- Envejecimiento cronológico - con el paso del tiempo la piel pierde la capacidad de soporte, las fibras de colágeno se degeneran, los glucosaminoglicanos pierden la capacidad de retener agua, por lo que la piel pierde densidad y las fibras de elastina se disponen al azar, lo que hace disminuir la elasticidad de la piel. Todo ello favorece la aparición de las arrugas.
- Envejecimiento hormonal - los cambios hormonal también se notan en la piel, ya que hacen que disminuya la cantidad y calidad de las fibras de colágeno.
Las células madre son la materia prima del cuerpo; a partir de ellas se generan todas las demás células con funciones especializadas. Bajo las condiciones adecuadas en el cuerpo o en un laboratorio, las células madre se dividen para formar más células llamadas células hijas.

Estas células hijas se convierten en nuevas células madre (autorrenovación) o en células especializadas (diferenciación) con una función más específica, como células sanguíneas, células cerebrales, células del músculo cardíaco o células óseas. Ninguna otra célula del cuerpo tiene la capacidad natural de generar nuevos tipos de células.
Las citoquinas son un tipo de moléculas señalizadoras que son utilizadas ampliamente en la comunicación celular.

Son capaces de comunicarse entre sí una vez se han activado.

El término citoquina agrupa una gran y diversa familia de reguladores polipeptídicos producidos ampliamente por todo el cuerpo. Son proteínas, péptidos o glicoproteínas.
Un preparado autólogo se refiere a un preparado obtenido de la sangre del propio paciente. Tipos La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (www.aemps.gob.es) , clasifica el 'plasma autólogo y sus fracciones, componentes o derivados' como medicamento de uso humano y, el hecho de obtenerlo mediante una técnica u otra, no cambia su consideración como medicamento de uso humano
.
Las plaquetas son orgánulos que tenemos todos en nuestra sangre, y que juegan un papel primordial en la reparación y regeneración natural de los tejidos lesionados, al contener gránulos llenos de sustancias químicas que, cuando se liberan, dirigen la compleja cascada de estímulos que movilizarán la respuesta reparadora y el tejido lesionado acabará curando.
Una enfermedad crónica es una enfermedad que no se cura en un tiempo corto, definido habitualmente en tres meses.

Las enfermedades crónicas son enfermedades que no ponen en riesgo la vida de la persona a corto plazo, por lo que no son emergencias médicas. Sin embargo, pueden ser extremadamente serias, y algunas de ellas, como por ejemplo determinados tipos de cáncer, causan una muerte segura. Las enfermedades crónicas también incluyen todos los trastornos en los que un síntoma existe continuamente y, aunque no ponen en riesgo la salud física de la persona, son extremadamente incómodas, perturbando la calidad de vida y las actividades de los enfermos. Este último caso incluye los síndromes dolorosos.

Muchas enfermedades crónicas son asintomáticas o casi asintomáticas gran parte del tiempo, pero se caracterizan por episodios agudos peligrosos y / o muy incómodas.
Es un tratamiento que se aplica directa y localmente en la zona dañada. Utilizando este mecanismo natural del organismo, los bio estimuladores son capaces de desencadenar una respuesta aguda para equilibrar el nivel sistémico mediante el estímulo hipofisario. A todo este proceso le llamamos bio estimulación. La respuesta que se genera con este tratamiento le confiere una notable inocuidad.
Los factores de crecimiento son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica, que junto con las hormonas y los neurotransmisores tienen una función clave en la comunicación celular, que promueven el desarrollo de los tejidos.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se obtiene de la sangre del mismo paciente tras concentrar y romper las plaquetas sanguíneas, desprendiendo así los factores de crecimiento que estas plaquetas contienen.

La función de los factores de crecimiento no sólo es la de estimular la proliferación celular mediante la regulación del ciclo celular iniciando la mitosis, sino también mantener la supervivencia celular, estimular la migración celular, la diferenciación celda celular e incluso la apoptosis.