Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico se ha convertido en una verdadera renovación en el tratamiento de las arrugas y el descolgamiento facial, Hoy en día la gente busca resultados naturales y pide cambios sutiles que los hagan recuperar juventud sin que los demás lo noten. Asimismo al ser un procedimiento totalmente reversible hace que perdamos el miedo a que no nos gusten los resultados.

Tiene la capacidad de atraer y retener agua. Consigue inmovilizar las partículas de agua brindándole turgencia e hidratación en nuestras células.
Participa en la regeneración celular por lo que su aplicación estimula este proceso. epidermis, dels teixits connectius i els teixits articulars.">Contribuye a la regeneración de la epidermis, los tejidos conectivos y los tejidos articulares. También tiene efecto acumulativo: a partir de la tercera sesión se podrá ir espaciando y necesitaremos cada vez menos producto. Se puede utilizar anestesia tópica.

Se puede aplicar a cualquier zona facial que tenga alguna imperfección.
Por ejemplo los pómulos, para modelar el contorno facial aportando volumen y dibuja unas formas más naturales.
También nos podemos encontrar que nuestros labios sean demasiado finos o indefinidos o bien que estén poco perfilados. En estos casos la solución más adecuada en estos momentos son los tratamientos con Ácido hialurónico.
El surco nasogeniano y las líneas que se dibujan alrededor de la boca dan un aspecto cansado. Con el ácido hialurónico eleva las estructuras reponiendo volúmenes, corrigiendo imperfecciones y difuminando las arrugas.

El ácido hialurónico es una sustancia presente de forma natural en nuestro organismo que se localiza sobre todo en piel, tendones y articulaciones.

Es un material reabsorbible: su duración es de 9 a 12 meses.

 

 

Pl. Comte Guifré, nº. 1, Local 3 Vapor Gran | 08221 | TERRASSA
Tel. 937 885 395 | Móv. 663 177 417 | info@cemu.cat
Web Mèdic Acreditat. Veure més informació
nº Sanidad: ED8689599 |
Aviso Legal
Aviso Legal

La presente información y aviso (en adelante, el "Aviso Legal") regula el uso del servicio de acceso y utilización de la Web www.cemu.cat.

CEMU Centre Mèdic Utset, como responsable de la Web informa que tiene su domicilio social en Pl. Compte Guifré, nº 1, local 3; con CIF número B64524309 e inscrita en el Registro Mercantil de Barcelona: Tomo 39563, Folio 207, Hoja B350570.

La utilización de la Web atribuye la condición de usuario de la Web (en adelante, el "Usuario") e implica la aceptación plena de todas y cada una de las disposiciones incluidas en este Aviso Legal en la versión publicada por CEMU Centre Mèdic Utset en el momento mismo en que el Usuario acceda a la Web. CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a modificar unilateralmente, en cualquier momento y sin previo aviso, la presentación y configuración de los contenidos y los servicios de la Web, así como las condiciones requeridas para su utilización cuando ello sea conveniente para su mejor prestación.

El contenido de la presente Web está protegido por las leyes de propiedad intelectual.

Dichos contenidos deberán ser usados de forma correcta y lícita por el usuario. No podrán usarse los contenidos de forma contraria a la ley, a la moral o a las buenas costumbres aceptadas en orden público.

Esta Web puede establecer enlaces a otras páginas Web que pertenecen a terceros sobre los que CEMU Centre Mèdic Utset no tiene control alguno, no asumiendo responsabilidad alguna ni compromiso sobre la información contenida en estas páginas ni de los servicios o productos que en ellas se incluya o se ofrezca.

Está prohibida la transmisión de cualquier tipo de datos que usted pueda realizar a esta Web, o a otros pertenecientes a terceros cuyos links podrá encontrar dentro de esta Web, que atente contra los derechos de propiedad de terceros, sean obscenos, pornográficos, difamatorios, de carácter amenazador o material que pueda ser considerado delito o falta en virtud del vigente Código Penal. Queda prohibida la reproducción, copia, distribución, transformación o modificación de contenidos (textos, imágenes, voces o estructura) a menos que se cuente con la autorización expresa y por escrito del titular de los derechos adquiridos.

El usuario se compromete a utilizar la Web de conformidad con la ley, el presente Aviso Legal, y demás avisos, reglamentos de uso e instrucciones puestos en su conocimiento, así como con la moral y las buenas costumbres generalmente aceptadas y el orden público y se abstendrá de utilizar la Web con fines o efectos ilícitos, prohibidos en el presente Aviso Legal, lesivos de los derechos e intereses de terceros.

CEMU Centre Mèdic Utset se reserva el derecho a denegar o retirar el acceso a la Web, en cualquier momento y sin necesidad de preaviso, a aquellos usuarios que incumplan las presentes Condiciones Generales.

De conformidad con la Ley Orgánica de Protección de Datos de 15/1999 de 13 de diciembre, le comunicamos que la finalidad de este sitio web no es la recogida de datos de los usuarios. No obstante lo anterior procede a la recogida de datos personales mediante formularios para prestarle determinados servicios como contactar, responder a una consulta o envío de documentación. Le informamos asimismo que el usuario puede en cualquier momento ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con relación a sus datos personales si fuera el caso o bien realizando un escrito a tal efecto y remitiéndolo a info@cemu.cat o a la dirección postal de nuestra entidad.
| Política de privacidad | Fecha Actualización: 4-10-2019
El acné es la inflamación de las glándulas pilosebáceas de la piel que obstruye sus poros y facilita la aparición de diferentes erupciones cutáneas en la piel.
Se presenta con mayor frecuencia en los adolescentes, causado por los cambios hormonales que estimulan las glándulas sebáceas de la piel, pero puede ocurrir en todas las edades. Hay otros cambios hormonales que pueden incidir con la aparición del acné, como por ejemplo con los períodos menstruales, embarazo, uso de anticonceptivos y estrés, que además hacen que se agrave.

El acné se produce cuando los poros de la piel se obstruyen porque la grasa y las células de la piel se acumulan más rápido de lo que pueden salir. La obstrucción ocasiona un abultamiento del folículo (causando puntos blancos) y la parte superior de la obstrucción se puede oscurecer (causando puntos negros). Si la obstrucción causa una ruptura en la pared del folículo, las células muertas de la piel, la grasa y las bacterias, encontrados normalmente en la superficie de la piel, pueden penetrarla y formar pequeñas áreas infectadas llamadas pústulas (también conocidas como granos). Si estas áreas infectadas están en lo profundo de la piel, pueden aumentar en tamaño hasta formar quistes firmes y dolorosos.

Dependiendo de su severidad, el acné puede causar angustia emocional y conducir a la cicatrización de la piel. La buena noticia es que existen tratamientos eficaces - y se inicia el tratamiento antes, menor será el riesgo de daño físico y emocional duradero.
La varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la varicela herpes zoster, que se presenta habitualmente antes de los diez años de vida, aunque también se pueden dar casos entre la población adulta.

Los enfermos con varicela pueden llegar a presentar cientos de vesículas que se secan y forman costras.

La enfermedad también se puede contagiar a partir de las lesiones cutáneas o mediante objetos contaminados por los enfermos.

Aunque es muy poco frecuente, una mujer embarazada que padezca la enfermedad durante los primeros meses de embarazo puede contagiarse al feto y ocasionarle malformaciones.
Las arrugas son el resultado del proceso normal del envejecimiento del tejido cutáneo, y de la gesticulación repetida. Por eso no todas las arrugas de la cara son iguales: unas se forman por los movimientos repetitivos de la musculatura facial (arrugas de expresión), y otros se generan con el paso del tiempo al modificarse la red del tejido cutáneo.

Arrugas de expresión:
En todo momento nos expresamos realizando movimientos que provocan la contracción y relajación de las células de la dermis y de los fibroblastos. Con la repetición de estos movimientos faciales, la piel pierde la capacidad de volver a su estado original, o sea, los fibroblastos ya no se relajan, de modo que el tejido cutáneo queda contraído, formándose la arruga de expresión permanente .
 
Estas arrugas se empiezan a notar a partir de los 30 años y con el paso del tiempo se hacen más profundas y visibles. Las zonas donde hay más arrugas de este tipo son: frente, alrededor de los ojos ("patas de gallo"), alrededor de la nariz y sobre el labio superior ("código de barras").

Arrugas generadas por el paso del tiempo:
- Arruga de trama - en una piel joven el estrato córneo está formado por una trama de líneas que se cruzan de manera ordenada, creando formas romboidales. Con los años se pierde este entramado, y se desordena, de manera que se forman las arrugas.
- Arrugas de laxitud - con la edad la piel pierde turgencia, y se forman pliegues por relajación musculocutáneo.
- Arrugas de posición - con el envejecimiento, las fibras de colágeno y elastina se
degeneran, de modo que los pliegues del tejido cutáneo no tienen capacidad de volver a su estado original.

Causas de la formación de las arrugas
La causa exacta de la formación de una arruga no se conoce, pero se puede hablar de causas extrínsecas e intrínsecas

>>> Causas extrínsecas
Son todos los factores externos al organismo que favorecen la aparición de las arrugas. De estas causas la que hace más daño a la piel es la radiación solar . La radiación ultravioleta B penetra hasta la dermis, haciendo que desaparezcan las papilas dérmicas y disminuyendo la regeneración celular. La radiación ultravioleta A llega hasta la zona más profunda de la dermis, provocando daños al colágeno y elastina. Todos estos efectos nocivos de la radiación solar sobre la piel es lo que se llama fotoenvejecimiento , que deja la piel flácida y con arrugas muy marcadas.

>>> Causas intrínsecas
Estas causas son las que dependen de la morfología de la piel y del propio envejecimiento del organismo, debido al paso del tiempo. Dentro de estas causas están:
- Contracción cutánea - los músculos faciales se contraen y relajan continuamente. Cuando las contracciones se hacen indefinidas y no se relajan es cuando se forman las arrugas de expresión.
- Envejecimiento cronológico - con el paso del tiempo la piel pierde la capacidad de soporte, las fibras de colágeno se degeneran, los glucosaminoglicanos pierden la capacidad de retener agua, por lo que la piel pierde densidad y las fibras de elastina se disponen al azar, lo que hace disminuir la elasticidad de la piel. Todo ello favorece la aparición de las arrugas.
- Envejecimiento hormonal - los cambios hormonal también se notan en la piel, ya que hacen que disminuya la cantidad y calidad de las fibras de colágeno.
Cabe disinguir las manchas que aparecen en la piel y clasificarlas en las que son puramente estéticas, o las que puedan ser lesiones 'sospechosas'.

Las manchas estéticas tienen su origen en la excesiva producción de pigmentos de melanina que puede ser ocasionado por diversas causas. Se llaman manchas oscuras, manchas de la edad y las manchas del hígado. Se llaman manchas oscuras porque son más oscuros que el tono natural de la piel. Se llaman manchas de la edad, porque generalmente se asocian con la vejez, y se llaman manchas del hígado porque su color es similar al color del hígado.

Aunque se asocian con la vejez, aparece a cualquier edad. El factor que determina esto es la exposición al sol. La radiación UV es el detonante que promueve la producción de pigmentos de melanina excesiva, y cuando una persona está más expuesta al sol, él puede desarrollar esto antes que otras personas de su edad.

Las manchas que puedan ser lesiones malignas de la piel se detectan por los llamados criterios A B C D,que se definieron en el año 1985: letras que constituyen el acrónimo de: Asimetría, Bordes irregulares, Colores múltiples dentro de la misma lesión y Diámetro.

Asimetría. Son “sospechosas”, de entrada, todas aquellas lesiones asimétricas. Por lo que no deberíamos pensar que son malignas aquellas lesiones redondeadas u ovaladas, de morfología simétrica.

Bordes irregulares. Hay que sospechar de las lesiones cuya línea de separación de la piel normal es quebrada, irregular, incluso poco definida.

Colores múltiples dentro de la misma lesión. Es lo que en medicina se denomina heterocromía. Sospecharemos de las lesiones que presentan varios colores dentro de sus límites. Y desconfiaremos más cuanto más oscuros sean esos colores.

Diámetro. Lesiones con un diámetro mayor de 6 milímetros han de ser estudiadas, o valoradas por el médico de atención primaria.
La sequedad de la piel se presenta comúnmente en piernas, brazos, lados del abdomen (costados) y muslos. Los síntomas de piel seca son, entre otros descamación, picazón y fisuras.

La sequedad en la piel es un síntoma muy común, especialmente en las personas de edad avanzada. Esta condición se presenta con mayor frecuencia en el invierno cuando el aire frío del exterior y el aire caliente del interior pueden provocar baja humedad. El uso de calentadores con aire a presión aumenta la probabilidad de que se presente resequedad en la piel.

La piel pierde humedad y puede agrietarse, exfoliarse, irritarse o inflamarse. Además, los baños frecuentes, especialmente con jabones fuertes, pueden contribuir a la resequedad de la piel.

El aspecto de la piel depende del grado de hidratación. Se puede hablar de dos tipos de agua a nivel cutáneo: agua transepidérmica y agua retenida.
El agua transepidérmica proviene del torrente sanguíneo. A través del sistema de vascularización, el agua llega a la dermis y atraviesa la epidermis disipándose hacia el exterior. Este flujo de agua es indispensable, ya que la epidermis no está irrigada por la circulación sanguínea. El agua retenida es aquella localizada entre las bicapas lipídicas.

La hidratación o contenido de agua existente en la piel es responsable tanto de un aspecto sano y atractivo, como de la defensa ante determinadas agresiones ambientales y al paso del tiempo. Es importante, utilizar productos cosméticos adecuados al tipo de piel, tanto a nivel corporal como en el cuidado facial.
(Ver también definición hecha por 'arrugas ')

Las causas del envejecimiento varían de un individuo a otro y dependen de varios factores. El primero de ellos es el cronoenvejecimiento, causado por el paso del tiempo y que produce arrugas y flaccidez. Representa sólo un 20% del conjunto de factores que conducen al envejecimiento.

Los factores ambientales aceleran en un 60% la aparición del fotoenvejecimiento cutáneo. Principalmente la exposición solar, pero también una alimentación inadecuada, el tabaco, el alcohol y la falta de ejercicio físico. Se producen cambios en la apariencia y función de la piel: se acentúan las arrugas, aparecen manchas, la piel es más áspera y vulnerable, pierde elasticidad y aumenta la flacidez.

El estrés negativo, finalmente, contribuye con otro 20%.

La cara es la primera zona de nuestro cuerpo que muestra los signos del envejecimiento: arrugas, flacidez, pérdida de textura, manchas rojas u oscuras imperfecciones ... etc. Conocer los cambios que se producen en la piel a lo largo de los años y anticiparse a ellos es fundamental para prevenir los efectos del envejecimiento y recuperar un piel sana y bonita.
El estrés oxidativo es un fenómeno causado por un desequilibrio entre la producción de oxígeno reactivo y la capacidad de un sistema biológico de detoxificar rápidamente los reactivos intermedios o reparar los daños producidos. En el ser humano, el estrés oxidativo está involucrado en muchas enfermedades, como la artereosclerosis, el Parkinson y el Alzheimer, y también es un factor determinante en el envejecimiento.
La hiperqueratosis es un engrosamiento de la capa externa de la piel. Esta capa externa contiene una proteína resistente y protectora, llamada queratina.

Este engrosamiento de la piel es a menudo parte de la protección normal de la piel contra la la fricción, la presión y otras formas de irritación local, y conlleva la aparición de callos, callosidades, inflamación crónica, eccema o trastornos genéticos como la ictiosis ligada al cromosoma X o ictiosis (piel extremadamente seca)

Cuando dicha hiperqueratosis adquiere un grosor excesivo no puede acoplarse a la elasticidad del resto de la piel, al resultar más densa y rígida que los demás estratos que componen el tejido epitelial, por este motivo se produce la separación de esta capa externa del resto de la piel. La mayoría de las formas de hiperqueratosis es indolora. Aunque la hiperqueratosis puede presentarse en cualquier parte de la piel, existen muchas áreas que generalmente se ven afectadas.
La ictiosis es una enfermedad cutánea de origen genético, que es relativamente común, y provoca que la piel se vuelva seca y escamosa, como la de un pez (Ichthy viene del griego y significa pez).

Es una enfermedad que afecta a los niños y se mantiene hasta en la vejez. Se presenta con mayor frecuencia en los meses de invierno, y generalmente se asocia con otras enfermedades cutáneas. Las lesiones son más frecuentes en las extremidades, pero también puede verse afectado el tronco.Es un trastorno cutáneo común transmitido de padres a hijos que lleva a que se presente piel seca y escamosa.
La hiperhidrosis es una excesiva producción de sudor del cuerpo humano. Es una patología producida por un fallo en el sistema nervioso simpático, provocando que el organismo produzca más sudor del necesario para controlar la temperatura corporal.

Este exceso de sudoración afecta notablemente a la calidad de vida de las personas que la sufren, actualmente un 3% de la población mundial es afectada por la sudoración excesiva. Suele manifestarse en la infancia o pubertad, prolongándose durante toda la vida.

Se puede decir que la hiperhidrosis es una enfermedad hereditaria, ya que el 40% de los afectados tiene otro miembro de la familia con el mismo trastorno.

Según las zonas afectadas por exceso de sudor se distinguen diferentes tipos de hiperhidrosis: sudoración palmar, sudoración plantar, sudoración axilar, sudoración facial y sudoración compensatoria, esta última producida por la operación de simpatectomía.

La sudoración puede ser continua o aparecer de repente. No es producida por el ejercicio o temperatura ambiental, aunque sí que agravan la hiperhidrosis, así como el estrés y la ingesta de ciertos alimentos como la cafeína, el picante el chocolate o incluso el tabaco.
El factor de protección no es un indicador del tiempo que puedes estar sin protegerte. Indica cuántas veces más protegido estás con el protector que sin es decir, un fotoprotector del 15 hace tu piel 15 veces más resistente a las radiaciones. Por lo tanto el hecho de ponerse una fotoprotección muy alta no significa que su protección dure por todo el día. Elegir una protección en función del tipo de piel .
El tabaco es una droga legal pero también es una sustancia muy adictiva que tiene efectos estimulantes sobre el sistema nervioso central de la persona fumadora y que conlleva muchos riesgos para la salud. Al dejar de fumar mejorará su salud y la de los que le rodean.

El tabaco, reseca tanto el cabello como la piel y provoca arrugas prematuras al estar cargado de radicales libres que, además de reducir hasta un 50% la capacidad antioxidante de la sangre, centran su acción nociva de modo especial sobre las celulas células de nuestra piel.

Por el contrario, abandonar este hábito produce efectos positivos sólo pocas horas, ya que la piel se vuelve más fina e hidratada.
Además de las consecuencias neurológicas que puede producir el exceso de bebidas alcohólicas en nuestro cuerpo y de los muchos daños para la salud, también debemos saber que un consumo abusivo de alcohol puede dañar nuestro aspecto físico.

Entre los muchos problemas que aporta el descontrol en el consumo del alcohol existen diversas razones razones estéticas:

Las bebidas alcohólicas disminuyen la absorción de selenio que también tiene función antioxidante en el organismo.

Así, si pensamos que los antioxidantes contribuyen a un mejor aspecto físico y a prevenir los efectos del envejecimiento en nuestra piel, cabello y demás partes del cuerpo, claramente abusar del alcohol en nada favorece a nuestra estética.

Un consumo abusivo de alcohol puede disminuir considerablemente la capacidad del organismo de absorber calcio, mineral que sabemos es parte fundamental de huesos y dientes.

La mayor parte de las bebidas alcohólicas no sólo aportan calorías derivadas del alcohol, sino también de otro tipo de nutrientes como pueden ser azúcares o hidratos complejos. Por eso, y sobre todo porque el alcohol obstaculiza la quema de grasas, un consumo excesivo de bebidas que lo contienen pueden asegurarnos un sobrepeso crónico.

El alcohol lleva asociado una reducción en la absorción de vitamina B1, un micronutriente importante para la contracción muscular y también, para el metabolismo de los hidratos y su uso como fuente de energía. Así, si se abusa de las bebidas alcohólicas en forma crónica y esta vitamina se reduce en el organismo, éste comenzará a usar proteínas como fines energéticos, quitándola en parte de los músculos y provocará un debilitamiento muscular

Como hemos dicho, el alcohol roba muchos antioxidantes de nuestro cuerpo y reduce la presencia de vitamina A que mucho importa al momento de cuidar la piel y el cabello.
Pero además, el alcohol tiene efecto diurético, por ello, una ingesta excesiva nos deshidrata pudiendo afectar el color y la textura de la piel y el cabello. Un organismo deshidratado presenta un cabello sin brillo, una piel opaca y seca al tacto.
El deporte como tratamiento estético:

Practicar deporte de forma regular hace que la piel obtenga una textura más suave, brillante, lisa, firme, elástica, estética y, en definitiva, sana.

Debemos tener en cuenta también que, cuando realizamos ejercicio físico, aumenta el flujo sanguíneo hacia todos los órganos del cuerpo, incluida la piel, lo que nos aporta oxigenación y nutrientes extra.

La piel de un cuerpo atlético se regenera mejor, gracias al refuerzo de la elastina y del colágeno.
El cansancio que produce la vida activa y deportiva beneficia un mayor descanso durante la noche. Si dormimos mejor, la piel lo nota favorablemente además de evitar bolsas oculares y gafas.

Se reduce el estrés y de esta forma se previene el envejecimiento prematuro de la piel. Notamos un aumento de la felicidad, que provoca que irradiamos un brillo natural tanto en la piel como en los ojos y de esta forma adquirimos belleza natural.
Las arrugas son el resultado del proceso normal del envejecimiento del tejido cutáneo, y de la gesticulación repetida. Por eso no todas las arrugas de la cara son iguales: unas se forman por los movimientos repetitivos de la musculatura facial, llamadas arrugas de expresión, y otros se generan con el paso del tiempo en modificar la red del tejido cutáneo.

Arrugas de expresión:
En todo momento nos expresamos haciendo movimientos que provocan la contracción y relajación de las células de la dermis y los fibroblastos. Con la repetición de estos movimientos faciales, la piel pierde la capacidad de volver a su estado original, es decir, los fibroblastos ya no se relajan, por lo que el tejido cutáneo queda contraído, formándose la arruga de expresión permanente.

Estas arrugas se empiezan a notar a partir de los 30 años y con el paso del tiempo se hacen más profundas y visibles. Las zonas donde hay más arrugas de este tipo son: frente, alrededor de los ojos ( "patas de gallo"), alrededor de la nariz y sobre el labio superior ( "código de barras").

Arrugas generadas por el paso del tiempo:
- Arruga de trama - en una piel joven el estrato córneo está formado por una trama de líneas que se cruzan de manera ordenada, creando formas romboidales. Con los años se pierde este entramado, y se desordena, por lo que se forman las arrugas.
- Arrugas de laxitud - con la edad la piel pierde turgencia, y se forman pliegues por relajación musculocutáneo.
- Arrugas de posición - con el envejecimiento, las fibras de colágeno y elastina se
degeneran, por lo que los pliegues del tejido cutáneo no tienen capacidad de volver a su estado original.
Aunque se le conoce por su utilización en cremas o tratamientos de belleza, el colágeno es una molécula proteica o proteína que forma fibras, las fibras colágenas.

Es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que rodea y protege nuestros músculos y órganos vitales.

Se encuentran en todos los animales. Son secretadas por las células del tejido conjuntivo como los fibroblastos, así como por otros tipos celulares. Como todas las proteínas, el colágeno está constituido por largas cadenas de aminoácidos. En el colágeno, estas cadenas se enrollan y se enlazan entre sí originando gruesos cordones llamados fibras que aportan resistencia y flexibilidad a nuestros tejidos.

Las fibras colágenas son flexibles, pero ofrecen gran resistencia a la tracción. El punto de rotura de las fibras colágenas de los tendones humanos se consigue con una fuerza de varios cientos de kilogramos por centímetro cuadrado. A esta tensión sólo se han alargado un pequeño porcentaje de su longitud original.
Cuando el colágeno se desnaturaliza por ebullición y se deja enfriar, manteniéndolo en una solución acuosa, se convierte en una sustancia muy conocida, la gelatina.

Con el paso del tiempo, la producción de esta proteína por parte de las células que la generan se reduce. A los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia, con el consiguiente envejecimiento y pérdida de flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. Este envejecimiento se puede ralentizar mediante diversos cuidados como su estimulación con Factores de Crecimiento plaquetario.
La elastina es una proteína del tejido conjuntivo con funciones estructurales que confiere elasticidad a los tejidos, a diferencia del colágeno que proporciona principalmente resistencia.

Se encuentra presente de manera natural en nuestro cuerpo. La elastina juega un papel importante dentro de la firmeza y flexibilidad de la piel. Es al final de la adolescencia cuando el cuerpo empieza a dejar de producir elastina de manera propia.

Se trata de un polímero con gran capacidad de expansión que recuerda ligeramente a una goma elástica. La elastina se encuentra presente en todos los vertebrados. Es importante también en la capacidad de los cuerpos de los vertebrados para soportar esfuerzos, y aparece en mayores concentraciones donde se requiere almacenar energía elástica.

Sería muy bueno encontrar un secreto mágico para mantenerse joven y librarse de los trastornos que se convierten con la edad, el realismo más puro nos hace ver que este remedio en realidad no existe, pero lo que sí hay son las sustancias que permiten disminuir la visibilidad la acumulación de años.

Hay varias recomendaciones para preservar la tasa de elastina en el cuerpo, entre las que se incluyen el evitar la exposición al sol, alejarse del cigarrillo y el prestar especial atención a los alimentos que se ingieren a fin de decidir -se por aquellos que favorecen la elastina y estimular su acción con tratamientos con Factores de Crecimiento plaquetario.
El ozono (O3) es una sustancia cuya molécula está compuesta por tres átomos de oxígeno, formada a disociar los 2 átomos que componen el gas de oxígeno. Cada átomo de oxígeno liberado se une a otra molécula de oxígeno (O2), formando moléculas de Ozono (O3).

A temperatura y presión ambientales el ozono es un gas de olor acre y generalmente incoloro, pero en grandes concentraciones puede volverse ligeramente azulado. Si se respira en grandes cantidades, puede provocar una irritación en los ojos y / o garganta, la cual suele ocurrir después de respirar aire fresco por algunos minutos.

El ozono tiene varias aplicaciones en el campo de la medicina , constituyendo la ozonoterapia . Los efectos del ozono sobre el organismo se pueden resumir en los siguientes puntos:

- Tonifica y refuerza las paredes estomacales, previniendo úlceras y otros trastornos digestivos.

- Actúa sobre los agentes causantes de la acidez y mal aliento, neutralizando los mismos con rapidez.

- Alto poder cicatrizante, reduciendo considerablemente el tiempo de curación de llagas, heridas y úlceras, así como el riesgo de infección.

- Elimina las bacterias productoras de caries, sin afectar el esmalte, contribuyendo de esta forma a una mejor higiene dental.

- Disolver totalmente el ácido úrico.

- Actúa sobre centros nerviosos disminuyendo las tensiones y la sensación de angustia.

- La acción germicida y antitóxico del ozono, permite la realización de desinfecciones del organismo.

- Tratamiento de enfermedades respiratorias (asma, afecciones bronquiales, tosferina), afecciones cutáneas (llagas, úlceras úlceras, varicosas, etc.) Y enfermedades del aparato digestivo.
Cabe disinguir las manchas que aparecen en la piel y clasificarlas en las que son puramente estéticas, o las que puedan ser lesiones 'sospechosas'.

Las manchas estéticas tienen su origen en la excesiva producción de pigmentos de melanina que puede ser ocasionado por diversas causas. Se llaman manchas oscuras, manchas de la edad y las manchas del hígado. Se llaman manchas oscuras porque son más oscuros que el tono natural de la piel. Se llaman manchas de la edad, porque generalmente se asocian con la vejez, y se llaman manchas del hígado porque su color es similar al color del hígado.

Aunque se asocian con la vejez, aparece a cualquier edad. El factor que determina esto es la exposición al sol. La radiación UV es el detonante que promueve la producción de pigmentos de melanina excesiva, y cuando una persona está más expuesta al sol, él puede desarrollar esto antes que otras personas de su edad.

Las manchas que puedan ser lesiones malignas de la piel se detectan por los llamados criterios A B C D,que se definieron en el año 1985: letras que constituyen el acrónimo de: Asimetría, Bordes irregulares, Colores múltiples dentro de la misma lesión y Diámetro.

Asimetría. Son “sospechosas”, de entrada, todas aquellas lesiones asimétricas. Por lo que no deberíamos pensar que son malignas aquellas lesiones redondeadas u ovaladas, de morfología simétrica.

Bordes irregulares. Hay que sospechar de las lesiones cuya línea de separación de la piel normal es quebrada, irregular, incluso poco definida.

Colores múltiples dentro de la misma lesión. Es lo que en medicina se denomina heterocromía. Sospecharemos de las lesiones que presentan varios colores dentro de sus límites. Y desconfiaremos más cuanto más oscuros sean esos colores.

Diámetro. Lesiones con un diámetro mayor de 6 milímetros han de ser estudiadas, o valoradas por el médico de atención primaria.
La sequedad de la piel se presenta comúnmente en piernas, brazos, lados del abdomen (costados) y muslos. Los síntomas de piel seca son, entre otros descamación, picazón y fisuras.

La sequedad en la piel es un síntoma muy común, especialmente en las personas de edad avanzada. Esta condición se presenta con mayor frecuencia en el invierno cuando el aire frío del exterior y el aire caliente del interior pueden provocar baja humedad. El uso de calentadores con aire a presión aumenta la probabilidad de que se presente resequedad en la piel.

La piel pierde humedad y puede agrietarse, exfoliarse, irritarse o inflamarse. Además, los baños frecuentes, especialmente con jabones fuertes, pueden contribuir a la resequedad de la piel.

El aspecto de la piel depende del grado de hidratación. Se puede hablar de dos tipos de agua a nivel cutáneo: agua transepidérmica y agua retenida.
El agua transepidérmica proviene del torrente sanguíneo. A través del sistema de vascularización, el agua llega a la dermis y atraviesa la epidermis disipándose hacia el exterior. Este flujo de agua es indispensable, ya que la epidermis no está irrigada por la circulación sanguínea. El agua retenida es aquella localizada entre las bicapas lipídicas.

La hidratación o contenido de agua existente en la piel es responsable tanto de un aspecto sano y atractivo, como de la defensa ante determinadas agresiones ambientales y al paso del tiempo. Es importante, utilizar productos cosméticos adecuados al tipo de piel, tanto a nivel corporal como en el cuidado facial.
Los peelings físicos son los inducidos por el calor, por ejemplo con láser, o por el frío con la realización de un barrido cutáneo con un dispositivo que mezcla éter dimetílico y propano, también llamado crioterapia (nieve carbónica, nitrógeno líquido, mezcla de otros gases a baja temperatura).
Los peelings químicos son los inducidos por la aplicación de ciertos productos químicos sobre la piel, como por ejemplo ácido salicílico, ácido glicólico, fenol, ácido láctico, etc.
El acné es la inflamación de las glándulas pilosebáceas de la piel que obstruye sus poros y facilita la aparición de diferentes erupciones cutáneas en la piel.

Se presenta con mayor frecuencia en los adolescentes, causado por los cambios hormonales que estimulan las glándulas sebáceas de la piel; pero puede ocurrir en todas las edades. Hay otros cambios hormonales que pueden incidir con la aparición del acné, como por ejemplo con los períodos menstruales, embarazo, uso de anticonceptivos y estrés, que además hacen que se agrave.

El acné se produce cuando los poros de la piel se obstruyen porque la grasa y las células de la piel se acumulan más rápido de lo que pueden salir. La obstrucción ocasiona un bulto del folículo (causando puntos blancos) y la parte superior de la obstrucción se puede oscurecer (causando puntos negros). Si la obstrucción causa una ruptura en la pared del folículo, las células muertas de la piel, la grasa y las bacterias, encontrados normalmente en la superficie de la piel, pueden penetrarla y formar pequeñas áreas infectadas llamadas pústulas (también conocidas como grandes). Si estas áreas infectadas están en lo profundo de la piel, pueden aumentar en tamaño hasta formar quistes firmes y dolorosos.

Dependiendo de su severidad, el acné puede causar angustia emocional y conducir a la cicatrización de la piel. La buena noticia es que existen tratamientos eficaces - y se inicia el tratamiento antes, menor será el riesgo de daño físico y emocional duradero.
La varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus de la varicela herpes zóster, que se presenta habitualmente antes de los diez años de vida, aunque también se pueden dar casos entre la población adulta.

Los enfermos con varicela pueden llegar a presentar cientos de vesículas que se secan y forman costras.

La enfermedad también puede encomendarse a partir de las lesiones cutáneas o mediante objetos contaminados por los enfermos.

Aunque es muy poco frecuente, una mujer embarazada que padezca la enfermedad durante los primeros meses de embarazo puede contagiar al feto y ocasionarle malformaciones.
El factor de protección no es un indicador del tiempo que puedes estar sin protegerte. Indica cuantas veces de más protegido estás con el protector que sin, es decir, un fotoprotector del 15 hace tu piel 15 veces más resistente a las radiaciones. Por lo tanto el hecho de ponerse una fotoprotección muy alta no significa que su protección dure por todo el día.

Elegir una protección en función del tipo de piel.
Hay que distinguir las manchas que aparecen en la piel y clasificarlas en las que son puramente estéticas, o las que puedan ser lesiones 'sospechosas'.

Las manchas estéticas tienen su origen en la excesiva producción de pigmentos de melanina que puede ser ocasionado por diversas causas. Se llaman manchas oscuras, manchas de la edad y las manchas del hígado. Se llaman manchas oscuras porque son más oscuros que el tono natural de la piel. Se llaman manchas de la edad, porque generalmente se asocian con la vejez, y se llaman manchas del hígado porque su color es similar al color del hígado.

Aunque se asocian con la vejez, aparece a cualquier edad. El factor que determina esto es la exposición al sol. La radiación UV es el detonante que promueve la producción de pigmentos de melanina excesiva, y cuando una persona está más expuesta al sol, él puede desarrollar esto antes de que otras personas de su edad.

Las manchas que puedan ser lesiones malignas de la piel se detectan por los llamados criterios ABCD, que se definieron en 1985: letras que constituyen el acrónimo de: Asimetría, Bordes irregulares, Colores múltiples dentro de la misma lesión y Diámetro.

Asimetría. Son "sospechosas", de entrada, todas aquellas lesiones asimétricas. Por lo que no deberíamos pensar que son malignos aquellas lesiones redondeadas u ovaladas, de morfología simétrica.

Bordes irregulares. Hay que sospechar de las lesiones, la línea de separación de la piel normal es rota, irregular, incluso poco definida.

Colores múltiples dentro de la misma lesión. Es lo que en medicina se llama heterocromía. Sospecharemos las lesiones que presentan diversos colores dentro de sus límites. Y desconfiar más cuanto más oscuros sean estos colores.
Diámetro. Lesiones con un diámetro mayor de 6 milímetros deben ser estudiadas, o valoradas por el médico de atención primaria.
LEYENDAS URBANAS (MENTIRAS) SOBRE EL Botox (toxina botulínica)

"Es un tratamiento peligroso":
De ninguna manera! Este tipo de tratamiento se utiliza en Oftalmología y Neurología desde hace quince años, incluso en tratamientos de larga duración en niños, con dosis hasta 10 veces superiores a las que utilizamos para fines estéticos. Está calculado que la dosis peligrosa en humanos está en torno a las 3000 unidades, en una sesión normal en Estética se utilizan entre 40 y 50 unidades.

"Sus efectos durante muy poco tiempo":
El primer tratamiento tiene una duración aproximada de unos 4 meses. La repetición de tratamiento, lo que piden la inmensa mayoría de los pacientes, dado sus buenos resultados, hace que este periodo vaya aumentando hasta conseguir, incluso, alargar el efecto a más de seis meses.

"Es un tratamiento caro":
Es un precio variable dependiendo del paciente pero, en general, debemos decir que, según una encuesta de la ASAPS (American Society for Aesthetic Plastic Surgery) del año 2004, fue clasificado como uno de los cinco tratamientos más baratos de los 50 representados en la estudio.

"Es una terapia elitista":
Sin lugar a dudas, estamos hablando de la terapéutica más utilizada en la consulta de Medicina Estética, muy por encima de todo lo demás.
En Estados Unidos, se sitúa el número 1 del ranking, con millones de tratamientos realizados cada año. Además, es uno de los tratamientos que aumenta más su porcentaje de demanda, debido al incremento del conocimiento del Botox por parte de los pacientes.

"Es de uso exclusivamente estético":
El uso terapéutico de esta sustancia comenzó hacia el 1970.Té un papel preponderante en el tratamiento de todo tipo de espasmos musculares, enfermedades neurológicas, en rehabilitación de las cefaleas con un éxito de más de un 50%.
El Bótox fue aprobado por la FDA americana para el tratamiento del estrabismo ya en 1989.
Cada vez más está aumentando el uso de esta sustancia en patología digestiva, urológica, en Otorrinolaringología, en el tratamiento del dolor, de la disfunción nerviosa o del Parkinson. Cabe destacar, muy especialmente, el uso del Bótox en la sudoración excesiva de algunas partes del cuerpo como axilas, manos y pies o hiperhidrosis., Obteniendo unos resultados espectaculares con una aplicación muy sencilla y rápida que puede solucionar el problema durante periodos incluso de un año.
El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en mujeres, en zonas en las que no suelen tener ya que son andrógeno-dependientes: labio superior, patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, en área inmediatamente superior o inferior al ombligo, así como en endonals, muslos y espalda.

Frecuentemente se asocia a acné, la caída de cabello y en irregularidades menstruales.

Esto puede ser causado por el aumento de alguno de los esteroides androgénicos que lleve a un incremento en la concentración de dihidrotestosterona. En esta situación el pelo fino y poco pigmentado, deviene grueso y oscuro.
La celulitis se trata de que la piel se muestre voluminosa de forma irregular y con pequeñas depresiones (lo que se conoce como "piel de naranja") generalmente en la parte lateral de los muslos o las nalgas. Suele aparecer en la mayoría de las mujeres en periodos de cambios hormonales como la pubertad o un embarazo.

Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), entre un 85 y un 98 por ciento de las mujeres tiene celulitis en algún momento a partir de su adolescencia. Suele afectar en mayor medida a la raza blanca que en el resto, y en muy raras ocasiones también afecta a los hombres.

La celulitis se forma por una sobreproducción hormonal que hace que las células adiposas dejen de funcionar. Al no poder realizar su función de drenaje correctamente, estas células se inflaman, aumentan de tamaño y se vuelven rígidas, lo que interfiere con la circulación de líquidos. Todo esto provoca la piel de naranja y la rigidez de esta zona de la piel afectada.

Las causas que pueden producir esta sobreproducción hormonal son los cambios hormonales naturales a la mujer, como la pubertad o un embarazo, o la toma de alguna hormona artificial como los estrógenos. Llevar una vida sedentaria ayuda a que sea más visible.

Los hàbist de vida saludables como hacer ejercicio y una alimentación adecuada ayudan a mejorar los efectos.
La epidermis es la capa externa de la piel que vemos y tocamos, y constituye la barrera más importante del cuerpo a los factores externos coo toxinas bacterias y pérdida de líquidos. ​ Su grosor varía desde un mínimo de 0,1 mm en los párpados, a un máximo de 1,5 mm en las palmas de las manos y en las plantas de los pies.

La epidermis se compone de 4 o 5 capas, dependiendo de la región de la piel.

La cantidad y distribución de la melanina, el pigmento presente en la epidermis, es la razón principal de la variación del color de la piel en las personas. La melanina se encuentra en los pequeños melanosomas. El número, tamaño y organización de los melanosomas varía en los diferentes grupos raciales.
Los tejidos conectivos son un grupo de tejidos muy diversos y muy extendidos por todo el cuerpo, que comparten funciones de relleno (ocupando los espacios entre otros tejidos y entre órganos), y de sostén del organismo (constituyendo el soporte material del cuerpo).

Lo encontramos en los espacios entre órganos por ejemplo entre la piel y los músculos, rodea a los vasos sanguíneos, a los nervios y a muchos órganos, forma el estroma de órganos como el riñón, el hígado, glándulas, gónadas, etcétera. Y también es el tejido que forma los tendones, los ligamentos, la córnea y la dermis.

Están formados por:

- Fibras de colágeno (proporcionan resistencia a la tracción), de elastina (proporcionan elasticidad) y de reticulina (proporcionan unión a las demás estructuras).

- Células bastante separadas entre sí. Se denominan con la terminación “-blasto” cuando tienen capacidad de división y fabrican la matriz intercelular y con la terminación “-cito” cuando pierden la capacidad de división.

- Matriz intercelular de consistencia variable que rellena los espacios entre células y fibras y constituida por agua, sales minerales, polipéptidos y azúcares. La consistencia de la matriz determina la clasificación de los tejidos conectivos.
Los tejidos articulares son aquellos que permiten la unión entre dos o más huesos, como el cartílago, la membrana sinovial, los ligamentos o los tendones, entre otros.
Los medicamentos homeopáticos son sustancias de origen vegetal, mineral, animal, biológico o de otros.

Se caracterizan porque contienen principios activos obtenidos mediante procesos de dilución y agitación (dinamización) seriadas descritas en las farmacopeas.

Son seguros, eficaces y muy bien tolerados.
El drenaje linfático es una terapia que activa el sistema linfático, el cual recorre de forma paralela el sistema circulatorio y que tiene como función principal la eliminación de toxinas y de productos de desecho.

El sistema linfático se considera parte del sistema circulatorio y es uno de los componentes principales del sistema inmunitario del cuerpo. Está formado por una red de órganos, ganglios, conductos y vasos por los que circula la linfa, un líquido transparente y blanquecino que transporta algunos nutrientes, especialmente grasas, y distribuye los glóbulos blancos por el organismo. Este líquido va desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. Este sistema funciona como un filtro de depuración excelente que atrapa bacterias y residuos del organismo y, además, ejerce un papel fundamental en la nutrición de los tejidos.
El tejido adiposo o tejido graso es lo que llamamos grasa corporal. Está compuesto por unas células llamadas adipocitos que almacenan la energía en forma de grasa.

Son escasas las zonas del cuerpo sin grasa. Al margen de las razones puramente estéticas, resulta frecuente acumular más tejido adiposo del preciso en la denominada faja abdominal, así como en las piernas. Por este motivo, en la actualidad hay muchas personas que, preocupadas por su imagen acuden a tratamientos con el fin de obtener resultados satisfactorios.

Las arrugas son el resultado del proceso normal del envejecimiento del tejido cutáneo, y de la gesticulación repetida. Por eso no todas las arrugas de la cara son iguales: unas se forman por los movimientos repetitivos de la musculatura facial, llamadas arrugas de expresión, y otros se generan con el paso del tiempo en modificar la red del tejido cutáneo.

Arrugas de expresión:
En todo momento nos expresamos haciendo movimientos que provocan la contracción y relajación de las células de la dermis y los fibroblastos. Con la repetición de estos movimientos faciales, la piel pierde la capacidad de volver a su estado original, es decir, los fibroblastos ya no se relajan, por lo que el tejido cutáneo queda contraído, formándose la arruga de expresión permanente.

Estas arrugas se empiezan a notar a partir de los 30 años y con el paso del tiempo se hacen más profundas y visibles. Las zonas donde hay más arrugas de este tipo son: frente, alrededor de los ojos ( "patas de gallo"), alrededor de la nariz y sobre el labio superior ( "código de barras").

Arrugas generadas por el paso del tiempo:
- Arruga de trama - en una piel joven el estrato córneo está formado por una trama de líneas que se cruzan de manera ordenada, creando formas romboidales. Con los años se pierde este entramado, y se desordena, por lo que se forman las arrugas.
- Arrugas de laxitud - con la edad la piel pierde turgencia, y se forman pliegues por relajación musculocutáneo.
- Arrugas de posición - con el envejecimiento, las fibras de colágeno y elastina se
degeneran, por lo que los pliegues del tejido cutáneo no tienen capacidad de volver a su estado original.
El colágeno es una molécula proteica que forma fibras, las fibras colágenas, que están presentes en cantidad variable en casi todos los tipos de tejido conjuntivo. Las fibras de colágeno son unas estructuras que proporcionan resistencia a la tensión y flexibilidad a los tejidos.

Se trata de una proteína esencial que está presente en todo nuestro cuerpo (un 30% de nuestro cuerpo está compuesto por esta sustancia), en músculos, tendones, huesos y piel.

Su función cutánea, es la de darle a la piel fuerza y estructura, además de ser su soporte interno. Es el responsable de que la piel se mantenga firme y elástica. Sin embargo con los años, no sólo generamos menos colágeno sino que además, es de peor calidad: más débil, más desorganizado, y provoca la flacidez de la piel.
La elastina es una proteína estructural que forma parte de la matriz celular, como la piel.

La elastina también tiene funciones estructurales como el colágeno, aunque a diferencia de éste, la elastina confiere elasticidad más que resistencia.

La elastina forma parte del tejido conjuntivo de la piel formando fibras (parecidas a una red elástica) y mantiene la piel firme y con buen aspecto. Aunque no es tan abundante como el colágeno, desempeña un papel determinante a la hora de mantener nuestra piel joven. Sin embargo, al igual que pasa con el colágeno, el paso del tiempo reduce su producción y calidad.